¿Se supone que los creyentes sientan el Espíritu Santo?

Si bien la Biblia es clara, hay ocasiones en que una persona percibirá o sentirá el Espíritu Santo, pero no siempre será así. El Espíritu Santo permanece con un creyente para siempre (Juan 14: 16–17), pero puede que no siempre se sienta de manera emocional.

Efesios 5:18 ofrece una visión importante con respecto a esta pregunta. Dice: "No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu." En contraste con la influencia controladora del vino, un cristiano está llamado a ser controlado por el Espíritu de Dios.

¿Cómo puede una persona ser controlada o influenciada por el Espíritu Santo? Primero, un creyente recibe el Espíritu en el punto de la salvación. En 1 Corintios 6: 19–20 dice: "¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios".

Segundo, una persona es controlada o llena con el Espíritu al crecer en el fruto del Espíritu. Gálatas 5: 22–23 indica: "En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas."

Tercero, una persona es controlada por el Espíritu al obedecer al Señor. Gálatas 5:16 dice: "Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa." Si caminamos u obedecemos al Espíritu mediante la obediencia al Señor, resistiremos el pecado y venceremos la tentación.

El Espíritu Santo es la tercera Persona del Dios Triuno que ha existido por toda la eternidad. Siempre está presente pero no siempre se siente emocionalmente. A medida que nos acerquemos más a Dios, es probable que percibamos la presencia del Espíritu de Dios con más frecuencia y más poder que en otras etapas de nuestra vida. Sin embargo, también debemos tener cuidado de no basar nuestras decisiones en nuestros sentimientos, ya que cambian regularmente y están influenciados por muchos factores.

Dios llama a su pueblo a vivir una vida de amor, dedicada a Él y a Sus enseñanzas (2 Timoteo 3: 16–17). A veces, experimentaremos gozo, a veces soportaremos el sufrimiento. Sin embargo, el Espíritu de Dios siempre está presente con el creyente, incluso durante los momentos más difíciles de la vida e incluso cuando no sentimos su presencia.



Verdad relacionados:

¿Quién es el Espíritu Santo?

¿Cuál es el papel del Espíritu Santo?

¿Cuándo recibimos el Espíritu Santo?

¿Qué significa ser colmado del Espíritu Santo?

¿Qué es el fruto del Espíritu?


Volver a:
La verdad sobre el Espíritu Santo







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe