¿Cómo puedo tener una relación personal con Dios?

En el principio de la historia humana, Adán y Eva disfrutaban de una relación personal con Dios (Génesis 2). Pero, por culpa del pecado, esta relación se rompió. Ahora toda la humanidad tiene una naturaleza pecaminosa y vive apartada de Dios. ¿Existe una manera en la que podamos ser perdonados y restaurar nuestra relación con Dios? ¡Sí!

Muchos piensan en la salvación o aceptar a Jesús como Salvador, como una manera sencilla de llegar al Cielo, y lo es. Aun así, la salvación es mucho más – es como llegamos a tener una relación personal con Dios.

Comenzamos nuestra relación con Dios al recibir a su Hijo Jesús, creer que es Dios y que pagó la pena por nuestros pecados para restaurarnos a una relación con Él (Juan 1:12; Romanos 10:9). Aceptamos la muerte de Jesús como un reemplazo por el castigo que nosotros deberíamos haber pagado por nuestro pecado (Romanos 3:23; 6:23; Hebreos 10:10) y Su resurrección como una victoria sobre el pecado y la muerte (1 Corintios 15:54-57; 1 Corintios 15:22, 54-57). Cuando lo hacemos, recibimos la vida eterna (Juan 3:16). Esta vida eterna no solo se refiere a la cantidad sino a la calidad. Lo que recibimos de Jesús no es solamente el Cielo, pero vida verdadera (Juan 10:10). 1 Pedro 1:8 habla del júbilo de la salvación: “Aunque no le ven ahora, creen en él y se alegran con un gozo indescriptible y glorioso.”

Cuando comenzamos una relación con Dios, nos llama a cultivarla. El Espíritu de Dios vive dentro de nosotros (Juan 14:15-17) y nos enseña la verdad (Juan 16:13), nos hace crecer en el fruto del Espíritu (amor, júbilo, y paz; ver Gálatas 5:22-23), nos deja usar nuestras habilidades para ayudar a los demás (Efesios 2:10;4:12-13), y nos hace vivir como luz y sal en un mundo de tiniebla (Mateo 5:14-16). Una relación personal con Dios cambia nuestras vidas ahora y por toda la eternidad.

Empezamos nuestra relación personal con Dios por medio de la fe. Estamos muertos en nuestros pecados y solo Cristo puede salvarnos y restaurarnos a comunión con Dios (Efesios 2:1-5; Colosenses 2:13). Efesios 2:8-9 enseña, “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” No nos ganamos nuestra relación con Dios; la recibimos como un regalo.

Romanos 10:9 dice, “que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo.” Dios ofrece el perdón y una relación; nosotros solo tenemos que aceptarlo.

¿Estás dispuesto a poner tu fe en Jesucristo como tu Salvador y recibir este regalo de vida eterna? Si es así, puedes hacerlo ahora mismo. No existe una oración especial que se debe de hacer. Pero, puedes usar esta oración para aceptar a Jesucristo como tu Salvador:

“Querido Dios, se que soy un pecador y jamás podré llegar al cielo por mis propias obras. Ahora mismo pongo mi fe en Jesucristo como Hijo de Dios que vivió una vida sin pecado, murió en mi lugar, y resucitó de la muerte para darme la vida eterna e invitarme a tener una relación personal contigo. Por favor perdona mis pecados y ayúdame a vivir por ti. Gracias por aceptarme y darme la vida eterna.”

¿Has aceptado a Cristo por haber leído esto hoy? Si es así, favor de hacer “clic” sobre el botón “Acepté a Cristo Hoy”.




Verdad relacionados:

¿Es verdad que Jesús es el único camino al paraíso?

La Gracia Salvadora– ¿Qué es?

¿Cómo puede tener un creyente seguridad de su salvación?

¿Aún estoy salvo, si dudo de mi salvación?

¿Qué es la sanctificación según la Biblia?


Volver a:
La verdad sobre la salvación

Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. Relación Personal con Dios
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?