¿Es el Espíritu Santo Dios?

Sí, el Espíritu Santo es Dios. No hay ningún lugar en la Biblia al que se haga referencia al Espíritu Santo como una especie de ser inferior. Él es completamente Dios y la Biblia incluye al Espíritu Santo como co-igual miembro de la Deidad. Él es su propia persona, no una versión alternativa de Jesús o Dios el Padre.

El Espíritu Santo es una persona, tal como lo son Jesucristo y Dios el Padre. Él no es solo una fuerza espiritual. Él tiene una mente, que utiliza para examinar "[…] todo, hasta las profundidades de Dios." (1 Corintios 2:10). Él tiene emociones (Efesios 4:30). El Espíritu nos da dones de Dios (1 Corintios 12: 4–7), y tiene comunión con nosotros (2 Corintios 13:14).

Las tres personas de la Deidad trina fueron singularmente mencionadas como presentes en el bautismo de Jesús (Marcos 1: 9-11). Además, Jesús mencionó a las tres personas claramente cuando mencionó la venida del Espíritu Santo. Jesús dijo que sería mejor para nosotros si se fuera para que el Espíritu Santo pudiera venir: "Todo esto lo digo ahora que estoy con ustedes. Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho." (Juan 14: 25–26).

Cuando nos convertimos en cristianos nacidos de nuevo, nacemos del Espíritu (Juan 3: 3). Llegamos a ser llenos del Espíritu y nos convertimos en un templo en el que Él puede morar (1 Corintios 6:19). El Espíritu Santo obra en nosotros y a través de nosotros. Cuando los primeros creyentes de la iglesia fueron llenos del Espíritu en el día de Pentecostés, hablaron "según el Espíritu les concedía expresarse." (Hechos 2: 4).

En Hechos 5, el Espíritu Santo es equiparado con Dios cuando Pedro se enfrenta a Ananías y Safira por mentir: " —Ananías —le reclamó Pedro—, ¿cómo es posible que Satanás haya llenado tu corazón para que le mintieras al Espíritu Santo y te quedaras con parte del dinero que recibiste por el terreno? 4 ¿Acaso no era tuyo antes de venderlo? Y una vez vendido, ¿no estaba el dinero en tu poder? ¿Cómo se te ocurrió hacer esto? ¡No has mentido a los hombres, sino a Dios! '"(Hechos 5: 3–4). Aquí se hace referencia al Espíritu Santo y a Dios como si fueran uno y lo mismo.

El Espíritu Santo nos dirige a Dios y Él es nuestro vínculo directo con Dios. Él ha estado presente desde el principio y estuvo involucrado con la creación (Génesis 1: 2; Salmo 33: 6). El Espíritu Santo dio a los profetas palabras de parte de Dios (Nehemías 9:30), e inspiró a los escritores de la Biblia (Hechos 28:25; 2 Timoteo 3:16). 2 Pedro 1:21 dice: "Porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana, sino que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo." El Espíritu Santo habló a los primeros creyentes de la iglesia para darles instrucciones, y todavía nos está hablando hoy (Juan 14:26; 16:13; Hechos 13: 2; 16: 6).



Verdad relacionados:

¿Quién es el Espíritu Santo?

¿Cuál es el papel del Espíritu Santo?

¿Es el Espíritu Santo una persona o algún tipo de fuerza impersonal?

¿Qué significa ser colmado del Espíritu Santo?

¿Qué es el fruto del Espíritu?


Volver a:
La verdad sobre el Espíritu Santo







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe