¿Qué es la Última Cena y por qué es importante?

El término "Última Cena" se refiere a la comida final que Jesús compartió con sus discípulos antes de su juicio y muerte en la cruz. La Biblia nos dice que esta comida también fue una cena de Pascua. Dios ordenó que todos los años los judíos conmemoren el milagro de la Pascua cuando perdonó la vida de sus primogénitos y los liberó de la esclavitud en Egipto. Justo antes del éxodo, Dios había advertido a los israelitas que sacrificaran un cordero y pintaran los marcos de las puertas de sus casas con su sangre para que "pasara" por encima de su casa, evitándoles así la plaga de matar al primogénito (Éxodo 12). Cada año, los judíos celebran este evento con una cena de Pascua y el Festival de Panes sin Levadura de siete días. Jesús entró a Jerusalén para celebrar este festival y dijo a sus discípulos: "Entonces les dijo: He tenido muchísimos deseos de comer esta Pascua con ustedes antes de padecer" (Lucas 22:15). Los judíos entendieron que esta comida representaba cuándo y cómo Dios los había redimido de la esclavitud y los había llevado a la libertad, pero Jesús estaba ansioso por agregar un nuevo significado a esta comida.

Antes de la cena, Jesús se humilló a sí mismo como un respetado rabino (maestro) al desempeñar el papel del sirviente y lavar los pies de los discípulos. Después, Él dijo: "Les he puesto el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo he hecho con ustedes." (Juan 13:15). Más tarde, Él agregó: "Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros." (Juan 13:34). Jesús estaba empezando algo nuevo con esta comida final. Durante la comida, "Después tomó la copa, dio gracias, y se la ofreció diciéndoles: Beban de ella todos ustedes. Esto es mi sangre del pacto, que es derramada por muchos para el perdón de pecados." (Mateo 26: 27-28). Aproximadamente 600 años antes, Dios había prometido un nuevo pacto en Jeremías 31: 31–34, de modo que cuando Jesús dijo que estaba instituyendo este nuevo pacto, sus discípulos entendieron la referencia. En el nuevo pacto, Dios había prometido: "Yo les perdonaré su iniquidad, y nunca más me acordaré de sus pecados" (Jeremías 31:34). Con su referencia al nuevo pacto y el perdón de los pecados, Jesús estaba demostrando que su sangre que estaba a punto de ser derramada en la cruz es lo que trae el perdón. Además, también vemos cómo al igual que la sangre del cordero de la Pascua en los marcos de las puertas protegió a los israelitas de la muerte del primogénito y finalmente llevó a Israel a la libertad, así también la sangre de Cristo nos protege de la muerte eterna y nos brinda libertad en nuestra relación con Dios. Es por eso que Pablo se refiere a Jesús como "Cristo, nuestro Cordero pascual, ya ha sido sacrificado." (1 Corintios 5: 7).

La iglesia continúa conmemorando esta Última Cena y la institución del nuevo pacto celebrando la Cena o la Comunión del Señor. Jesús les dijo a sus discípulos que "hagan esto en memoria de mí." (Lucas 22:19). Pablo explica: "Porque cada vez que comen este pan y beben de esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que él venga." (1 Corintios 11:26). La comunión nos recuerda que la sangre de Jesús es lo que trae perdón por nuestros pecados. Su Última Cena en la noche de la Pascua es una ilustración física de cuándo y cómo Dios hizo posible que no solo el pueblo judío, sino todas las personas sean redimidas y liberadas.



Verdad relacionados:

¿Quién es Jesucristo?

¿Qué dice la Biblia acerca del lavado de pies?

¿Qué importancia tiene el pan sin levadura en la Biblia?

¿Es el 'Siervo sufriente' de Isaías 53 una profecía acerca de Jesús?

¿Qué es la Gran Comisión?


Volver a:
La verdad sobre todo lo demás







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe