¿Qué es la teología de la liberación?

La teología de la liberación es una forma de teología que se enfoca en interpretar las enseñanzas del cristianismo (y especialmente las de Jesús) a través de un prisma étnico, económico, político o social en particular. Aunque se discute especialmente dentro de la teología católica romana, la teología de la liberación ha sido un área de mucho énfasis entre los escritores católicos y protestantes desde mediados del siglo XX.

La Teología de la Liberación adquirió importancia en la década de 1950 en América Latina como una forma de enfatizar la liberación y la redistribución de la riqueza entre los pobres. Debido a su énfasis político, muchos han asociado el movimiento con el marxismo, aunque ha sido el caso solo ocasionalmente.

En la década de 1960, la Teología de la Liberación se extendió de los pobres de América Latina a América del Norte, donde sirvió de base para muchas acciones del movimiento de derechos civiles. Sus ideas se utilizaron en una amplia gama de contextos, lo que hizo que muchos cristianos creyentes en la Biblia vieran la idea de la Teología de la Liberación como algo que se debe evitar. Muchos han enseñado que la Teología de la Liberación es esencialmente una enseñanza falsa o herética, aunque su amplio rango de uso requiere una mirada más cercana a cómo se usa el término para determinar cómo las enseñanzas reflejan o no las enseñanzas bíblicas.

¿Es bíblica la teología de la liberación? Si la Teología de la Liberación se define como se ha tratado tradicionalmente, entonces la mayor parte de la Teología de la Liberación sería rechazada como una manipulación política de los conceptos bíblicos para beneficio humano. Dicho esto, la Biblia habla con frecuencia sobre la importancia de cuidar a los oprimidos. Proverbios 31: 8 llama específicamente a los lectores a: "¡Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos!". Santiago 1:27 habla de la "religión pura", incluido el cuidado de los huérfanos y las viudas. Miqueas 6: 8 llama a todos los que aman a Dios a "practicar la justicia".

La pregunta no es si los cristianos están llamados a ayudar a los oprimidos, sino cómo hacerlo. La Teología de la Liberación se ha centrado tradicionalmente en los medios políticos como respuesta a la opresión, incluso a menudo enfatizando el marxismo como la forma particular de gobierno que proporcionaría la liberación. Sin embargo, Jesús tuvo claro que su reino "no era de este mundo" y que los creyentes están llamados a centrarse en las realidades eternas mientras ayudan a los necesitados. Los primeros creyentes se centraron en la difusión del Evangelio y el desarrollo de las iglesias, al mismo tiempo que enfatizaron el cuidado de los pobres y los necesitados. Este verdadero énfasis tanto en las necesidades espirituales como físicas se erige como el énfasis bíblico correcto de la liberación que se preocupa por ambas áreas humanas mientras enfatiza la preocupación más importante de todas: la salvación que se encuentra en una relación con Jesucristo.



Verdad relacionados:

¿Cuál fue el propósito de Dios al establecer la iglesia?

¿Qué es la iglesia universal y cómo es diferente de la iglesia local?

¿Qué significa que la humanidad fue creada a la imagen de Dios?

¿Qué principios se usan en la exégesis bíblica?

¿Por qué es tan importante el contexto al estudiar la Biblia?


Volver a:
La verdad sobre creencias falsas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe