¿Cómo puedo discernir un llamado al ministerio?

Todos los cristianos están llamados a servir al Señor y mostrar su amor a los demás. El Gran Mandamiento (Mateo 22: 37-40) y la Gran Comisión (Mateo 28: 18-20) son mandamientos para todos los cristianos. Sin embargo, cuando las personas preguntan acerca del "llamado al ministerio", generalmente se refieren a un llamado a servir en el ministerio vocacional como un trabajo, sirviendo como pastor, misionero, maestro bíblico u otro rol del ministerio cristiano.

1 Timoteo 3: 1 enseña: "Se dice, y es verdad, que, si alguno desea ser obispo, a noble función aspira." Es bueno desear servir en el ministerio vocacional. La primera forma de descubrir si tiene un llamado al ministerio es determinar si existe un deseo o motivación de peso para servir a Cristo de esta manera.

Una segunda forma de ayudar a responder esta pregunta es considerar sus habilidades y dones espirituales. Dios generalmente nos conecta con oportunidades que coinciden con nuestras habilidades para servirle a Él y a los demás. Una persona que enseña bien probablemente encajaría en un ministerio de enseñanza; un músico probablemente serviría mejor en un papel de líder de música; una persona con habilidades médicas probablemente servirá mejor en un rol médico.

Una tercera forma es orar. Dios nos dice que oremos por sabiduría cuando la necesitamos (Santiago 1: 5). Mientras oramos, Dios responderá de diversas maneras para ayudar a guiarnos.

Una cuarta forma de determinar un llamado al ministerio es considerar las oportunidades actuales. ¿La gente ya le está pidiendo ayuda en los roles del ministerio? ¿Vive en un lugar donde se necesita claramente un ministro con sus habilidades? Algunas veces Dios abre oportunidades claras para mostrarnos dónde y cómo desea que sirvamos.

Una quinta forma es considerar el sabio consejo de otros creyentes. Un pastor, líder de la iglesia o amigo de confianza puede ayudarlo a tratar preguntas y asuntos del ministerio para pensar mejor en el proceso. Proverbios 11:14 señala: "Sin dirección, la nación fracasa; el éxito depende de los muchos consejeros."

Un sexto punto a considerar es reconocer que hay un alto costo para los que sirven en el ministerio. Por ejemplo, Santiago 3: 1 dice: "Hermanos míos, no pretendan muchos de ustedes ser maestros, pues, como saben, seremos juzgados con más severidad." Los ministros vocacionales están llamados a un escrutinio más estricto y a un estándar más alto que otros.

Un llamado al ministerio también implica la confirmación de otros en algún momento. Ya sea en su iglesia local u otra organización cristiana, la aceptación de parte de un grupo de creyentes ofrece una fuerte confirmación de que Dios lo ha llamado a servir en un rol vocacional para usar sus dones para servirle de una manera particular.

El llamado de cada persona es único, pero las Escrituras ofrecen varios principios para ayudar. No necesitamos apresurarnos, sino considerar paciente y cuidadosamente el llamado de Dios cuando consideramos servirlo en el ministerio vocacional.



Verdad relacionados:

¿Qué requisitos da la Biblia para los ancianos y los diáconos?

¿Es necesaria una educación bíblica formal para un pastor?

Ministerio cristiano - ¿Qué es eso?

¿Es enseñado el oficio de pastor en la Biblia?

¿Cuál fue el propósito de Dios al establecer la iglesia?


Volver a:
La verdad sobre la iglesia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe