¿Cómo puedo sanarme de un corazón desconsolado y afligido?

Las relaciones rotas, la decepción de los demás, la pérdida de un trabajo, un sueño no cumplido u otras circunstancias terribles pueden causar angustia y el dolor puede ser abrumador.

La sociedad ofrece muchos remedios para la angustia, que van desde las compras hasta un cambio de imagen o actividades dañinas como el consumo excesivo de alcohol, el consumo de drogas o el saltar a una relación rápida para aliviar el dolor. Muchas de estas actividades y acciones solo nos distraerán temporalmente del dolor; algunas causarán un daño duradero a nosotros mismos y a otros.

Quizás la solución más consistente que da la sociedad para lidiar con un corazón afligido es el tiempo. El tiempo ayudará, pero los creyentes en Jesús no tienen que esperar simplemente para encontrar alivio para la aflicción. Podemos ir a Dios con nuestros corazones desconsolados y encontrar consuelo.

¿Cómo? Dirige tu atención al cuidado de Dios por tu corazón. Dios dice que está interesado en tu corazón (1 Samuel 16: 7). Mire este pasaje del Salmo 147: 2–5: "El Señor reconstruye a Jerusalén y reúne a los exiliados de Israel; restaura a los de corazón quebrantado y cubre con vendas sus heridas. Él determina el número de las estrellas y a todas ellas les pone nombre. Excelso es nuestro Señor, y grande su poder; su entendimiento es infinito".

Establecido allí, entre el cuidado de Dios por su pueblo como nación (Salmo 147: 2) y Su poder para crear el universo (Salmo 147: 4), se enfoca en el individuo y en lo central del cuidado del individuo (Salmo 147: 3). Luego, el salmo nos recuerda la grandeza de Dios, su capacidad y su comprensión inconmensurable (Salmo 147: 5). A Dios realmente le importa, y Él realmente es asombroso. Recordar esto, y volverse a Dios, puede ser un bálsamo para nuestro dolor de corazón.

Job nos ofrece un modelo de cómo reaccionar ante la aflicción. Cuando pierde a sus hijos, la riqueza y, finalmente, incluso su salud, su reacción es llorar y también adorar a Dios (Job 1: 20-21; 2: 9-10). Job sabía que Dios siempre es fiel, y Job decidió ser fiel también. Nosotros también podemos lamentarnos y hacerlo mientras seguimos confiando en Dios y adorándole.

El Salmo 34 también nos ofrece un ejemplo de cómo tratar con un corazón afligido. David invocó el nombre del Señor (Salmo 34: 4), luego se recordó a sí mismo la cercanía y ayuda de Dios (Salmo 34:18). Concluye expresando confianza en el amor de Dios: "Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas" (Salmo 34:19).

La aflicción es una experiencia humana común. Es algo muy raro confiar en cualquier persona o circunstancia y no llegar a estar decepcionado en algún nivel. Cada persona tiene fallas y es incapaz de cumplir con su propio diseño debido al pecado. La naturaleza caída de nuestro mundo significa que vivimos con decepciones y heridas. ¡Pero no hay que desesperarse!

Dios ha dicho "Nunca te dejaré; jamás te abandonaré" (Hebreos 13: 5). Dios puede consolarte (2 Corintios 1: 3–4). 2 Corintios 4: 7–12 nos recuerda que nuestras vidas terrenales son temporales y con frecuencia manifiestan la muerte, pero hay vida en Jesús. En lugar de sucumbir a la sensación desesperada que puede acompañar a nuestros corazones afligidos, podemos usar este desconsuelo para recordarnos que solo Dios puede verdaderamente satisfacer nuestras necesidades más profundas. Permita que su aflicción le lleve a Dios, donde encontrará un amor insondable.

El Salmo 62: 8 dice: "Confía siempre en él, pueblo mío; ábrele tu corazón cuando estés ante él. ¡Dios es nuestro refugio!" El Salmo 56: 8 nos dice que Dios tiene en cuenta nuestras lágrimas. Es normal sentirse herido y compartir su aflicción con Dios. Entréguele sus aflicciones a Él; luego confíe en Su consuelo. La vida no ha terminado; Dios está trabajando y es fiel para completar su buena obra en usted (Filipenses 1: 6).

Déjese animar por Colosenses 3: 2–4: "Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, pues ustedes han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, que es la vida de ustedes, se manifieste, entonces también ustedes serán manifestados con él en gloria.".



Verdad relacionados:

¿Cómo puedo curarme del dolor de la traición?

¿Qué dice la Biblia acerca de tratar con personas conflictivas?

¿Puedes amar a una persona aunque no te agrade?

¿Dice la Biblia algo acerca de la soledad?

¿Qué significa el mandato de amarnos unos a otros?


Volver a:
La verdad sobre relaciones






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe