¿Qué es la Semana de la Pasión?

Cuando escuchamos la palabra "pasión", generalmente pensamos en una emoción fuerte o un amor intenso. Pero la palabra en latin passio originalmente significaba el soportar el sufrimiento. Así es que la Semana de la Pasión abarca tanto la emoción fuerte como el sufrimiento de Cristo.

La Semana de la Pasión (o Semana Santa) es la semana entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección. En la vida de Jesús, la semana comenzó con su Entrada triunfal (Mateo 21: 1-11) a Jerusalén montado en un burro mientras una multitud esperanzada ponía sus capas y hojas de palma en el suelo delante de él. A su llegada, fue al templo y se enfrentó a los mercaderes y los cambistas que habían establecido una tienda en la corte de los gentiles, impidiendo que los gentiles adoraran a Dios (Mateo 21: 12-17). Más adelante en la semana, Jesús expuso la hipocresía de los principales sacerdotes (Mateo 21: 23-46) que decían temer a Dios, pero tenían un temor aún mayor por la multitud.

Jesús continuó explicando más sobre los seguidores de Dios y su lugar en el mundo: los gentiles eran bienvenidos al Evangelio (Mateo 22: 1-14), que los seguidores de Dios son primero y por siempre ciudadanos del Reino de Dios (Mateo 22: 15-22), y esa salvación no es salvación sin vida eterna (Mateo 22: 23-46). Jesús también entró en gran detalle sobre su regreso y nuestra parte en él, principalmente que debemos esperar con impaciencia su regreso (Mateo 25).

A medida que avanzaba la semana, la crucifixión se fue acercando. María de Betania lo ungió para su entierro (Mateo 26: 6-13), Judas planeó venderlo a los principales sacerdotes (Mateo 26: 14-19), y Jesús celebró la última Pascua con sus discípulos. La noche de la última cena, Jesús llevó a sus discípulos a Getsemaní, donde tuvo comunión con Dios. Compartió su angustia ante el pensamiento no solo de la tortura que se avecinaba, sino también que, por primera vez en la historia, Jesús sería sacado de la presencia del amor de Dios (Mateo 26: 36-46).

Después de varios juicios fraudulentos y golpizas brutales durante la noche y hasta el día siguiente, Jesús finalmente fue clavado en una cruz de madera atravesando sus manos y pies. Estuvo colgado en esa cruz hasta que murió, más tarde ese día. Lo colocaron en una tumba, pero cuando la tumba se abrió tres días después, su cuerpo había desaparecido. Luego se apareció a sus seguidores y a muchos otros. La Pascua es el día en que los cristianos celebran la tumba vacía y la resurrección de Jesús.

Esta semana entera mostró la emoción y el sufrimiento de Jesús. Es este sufrimiento que conmemoramos con la Semana de la Pasión.

Nuestra Semana de la Pasión comienza con el Domingo de Ramos. A pesar de que las multitudes que celebraban la entrada de Jesús en Jerusalén estaban confundidas acerca de la naturaleza del Rey y su Reino, nosotros celebramos a Jesús como Rey sobre toda la creación, y sobre nuestras vidas individuales. Es común en muchas iglesias que los niños hagan una procesión alrededor de la iglesia, agitando ramas de palmeras y gritando "¡Hosanna!"

Cuatro días después es Jueves Santo. Aunque no sabemos la fecha específica de la crucifixión, el Jueves Santo se da como el día en que Jesús tuvo la cena de la Pascua con sus discípulos. Algunas iglesias tienen una comunión especial y un lavado de pies en honor al mandato de Jesús (o mandatum en latín) para comer en honor a Él (Lucas 22: 14-20) y servir a los demás (Juan 13: 5-20).

Lo siguiente es el Viernes Santo. El hecho de que el Viernes Santo sea “santo” y “bueno” no significa que sea agradable. Es un reflejo de una rama de la ética llamada consecuencialismo que establece que un acto es bueno si da como resultado una buena conclusión. La crucifixión que se honra el Viernes Santo sin duda resultó en el bien de toda la humanidad. Muchas iglesias celebran un servicio sobrio el Viernes Santo, a veces con un servicio de Comunión, para recordar la muerte de Cristo.

En las iglesias que celebran litúrgicamente la Semana de la Pasión, el Sábado Santo se observa como un día de descanso en memoria del día en que Jesús "descansó" en la tumba. También es un momento para reflexionar sobre lo oscuro que sería el mundo si Jesús no hubiera resucitado. Pocas iglesias tienen un servicio el Sábado Santo.

El domingo de Pascua marca el final de la Semana de la Pasión y la resolución del sufrimiento de Jesús. Es común que el domingo de Pascua sea el servicio más grande del año cuando los seguidores de Jesús celebran su resurrección.

En ninguna parte la Biblia dice que debemos conmemorar los eventos de la Semana de la Pasión. Es bueno tomarse un tiempo de nuestras vidas para contemplar el sufrimiento de Jesús por nosotros, pero no tiene que ser en una época específica del año. Podemos agradecerle por su sacrificio y celebrar su resurrección en cualquier momento.



Verdad relacionados:

¿Qué es el Domingo de Ramos?

¿Qué es el Viernes Santo?

¿Qué es el Domingo de Resurrección?

¿Cuál es el origen de la Pascua? ¿Deberíamos celebrarla?

¿Deberían los cristianos celebrar días festivos?


Volver a:
La verdad sobre los días festivos






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe