¿Cuál es la caída del hombre? ¿Qué pasó en la caída del hombre?

Hubo dos eventos importantes que tuvieron lugar antes de la caída del hombre. Uno de ellos fue la creación del universo. Dios creó el mundo y todo lo que hay en él, y lo llamó bueno (Génesis 1: 1–31). El otro evento fue cuando Satanás se rebeló contra Dios en el cielo y fue expulsado. La historia de la creación y la caída se puede encontrar en Génesis 1-3.

La humanidad fue creada a imagen de Dios y diseñada para vivir una vida de comunión con Él. Dios formó a Adán, el primer hombre, de la tierra: "Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente." (Génesis 2: 7). Colocó a Adán "... en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara" (Génesis 2:15) y le dijo a Adán que podía comer de cualquier árbol del jardín, excepto uno: el árbol del conocimiento del bien y del mal en el centro del jardín. La consecuencia de hacerlo sería la muerte (Génesis 2: 16–17). Después de la creación de Adán, Dios dijo que no era bueno que el hombre estuviera solo, así que creó a la primera mujer, Eva, de la costilla de Adán (Génesis 2: 18-25). Dios los bendijo, les dijo que "sean fructíferos y multiplíquense" y les dio dominio sobre la tierra (Génesis 1:28).

En Génesis 3, se introduce un nuevo personaje, la serpiente. La serpiente fue descrita como: "más astuta que todos los animales del campo que Dios el Señor había hecho" (Génesis 3: 1), y era Satanás disfrazado. Satanás ya había sido arrojado del cielo por su rebelión hacia Dios (Lucas 10:18). La serpiente habló con Eva e insinuó que Dios estaba reteniendo algo de Adán y Eva al no dejarlos comer del árbol del conocimiento del bien y del mal; él le dijo que si comían la fruta del árbol se volverían como Dios (Génesis 3: 1–5). Eva comió la fruta del árbol y luego le dio a Adán y él también comió (Génesis 3: 6). En este momento, conocido como la caída de la humanidad, el pecado entró en el mundo (Romanos 5:12).

El pecado es el acto de desobediencia y rebelión contra Dios. La introducción del pecado en el mundo por Adán y Eva hizo que la tierra y todos sus habitantes estuvieran bajo la maldición del pecado (Génesis 3: 14-19). El pecado trajo el juicio de Dios sobre la humanidad, que tiene el castigo de la muerte eterna: "Porque la paga del pecado es muerte." (Romanos 6:23). Sin embargo, Dios hizo un camino por el cual los humanos podían encontrar perdón por el pecado.

El hecho de que Adán y Eva comieran del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal les hizo darse cuenta de su desnudez y experimentar vergüenza por primera vez. En el jardín del Edén, Dios mató a un animal y usó las pieles para cubrir la desnudez de Adán y Eva (Génesis 3:21). Este acto sirvió como una imagen de la redención final que vendría cuando Jesús, el Cordero Perfecto, se le matara como sacrificio por los pecados de la humanidad (Juan 1:29; Apocalipsis 13: 8).

Después de la caída del hombre, Dios expulsó a Adán y Eva del jardín del Edén y colocó a los querubines como guardia del jardín para asegurarse de que nunca pudieran regresar (Génesis 3: 23–24). Desde entonces, la humanidad ha encontrado dolor, sufrimiento y trabajo extenuante en todos los aspectos de sus vidas, desde la lucha por mantener una familia y encontrar un hogar hasta experimentar dolor en el parto. Todo es el resultado de la maldición que Dios trajo a la tierra después de la caída del hombre. Este evento se conoce como la caída del hombre porque la maldición que el pecado de Adán trajo al mundo no solo se aplicaba a él, sino a todo ser humano que haya vivido y viva. Incluso en las profundidades de la desesperación de Adán por haber comprometido para siempre su comunión sin obstáculos con Dios (el propósito original del hombre) Dios prometió que traería la redención a través de la simiente de la mujer (Génesis 3:15).

Si bien aún sufrimos bajo la maldición que resultó como consecuencia de la caída, tenemos la esperanza de la salvación eterna. Podemos experimentar el perdón de nuestros pecados clamando a Dios y poniendo nuestra fe en Jesucristo como la única fuente verdadera de nuestra redención. A través de Jesús, nos reconciliamos con Dios (Romanos 5: 10–11; 2 Corintios 5:18).

Mientras vivimos en la tierra donde nos rodean las consecuencias de la maldición, "gemimos interiormente" mientras esperamos la redención final cuando Cristo regrese a la tierra (Romanos 8: 22-23). Cristo va a reemplazar todas las cosas que han sido contaminadas por el pecado (Hechos 3:21); Él va a crear un cielo nuevo y una tierra nueva: "Presten atención, que estoy por crear un cielo nuevo y una tierra nueva. No volverán a mencionarse las cosas pasadas, ni se traerán a la memoria." (Isaías 65:17; véase también 2 Pedro 3: 12-13; Apocalipsis 21: 1). En este día, los efectos de la maldición serán completamente eliminados y el pecado ya no tendrá lugar. La humanidad será completamente redimida y restaurada en todos los sentidos.



Verdad relacionados:

¿Cuál fue el efecto de la caída en la humanidad?

¿Qué es la muerte espiritual? ¿Qué significa estar espiritualmente muerto?

Si Dios sabía que la caída iba a suceder, que Satanás se rebelaría y Adán y Eva pecarían, ¿por qué los creó?

¿Por qué Dios creó la humanidad?

¿Qué es la Salvación?


Volver a:
La verdad sobre la humanidad






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe