¿Qué dice la Biblia sobre el aborto?

La Biblia no se refiere directamente al aborto, pero sí habla directamente con respecto al punto de vista de Dios sobre la vida humana, incluida la vida dentro del útero. A partir de estas referencias podemos desarrollar una cosmovisión cristiana clara con respecto al tema moderno del aborto.

La Biblia dice que los seres humanos están hechos a la imagen de Dios: "Entonces Dios dijo: ‘Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza.’ [...] Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó.’" (Génesis 1: 26-27). Toda la vida humana es considerada sagrada y creada por Dios.

Durante el tiempo de Moisés, Dios dio leyes sobre cómo Israel debía ser gobernado. Algunas de esas leyes especificaban penas para diferentes delitos. En Éxodo 21: 22-25, la pena por causar la muerte de un feto era "vida por vida". En otras palabras, Dios veía el matar a un niño en el útero como un asesinato. Estos versículos apoyan la opinión de que los bebés no nacidos son humanos de igual importancia que otras personas.

El Salmo 139: 13-16 es una descripción poética de la vida en el útero: "Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido. Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos." Aquí nuevamente, la vida en el útero se describe como la creación de Dios y, por lo tanto, de un valor tremendo.

En Jeremías 1: 5 Dios dice: "Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones." Incluso antes del nacimiento de Jeremías, Dios había formado al profeta a propósito, con un propósito.

La vida en el útero también se afirma en la historia del nacimiento de Jesús. María, la madre de Jesús, viajó a visitar a su pariente Elisabet, que también estaba embarazada. "Tan pronto como Elisabet oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre. Entonces Elisabet, llena del Espíritu Santo, exclamó: —¡Bendita tú entre las mujeres [...] Te digo que tan pronto como llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de alegría la criatura que llevo en el vientre.” (Lucas 1: 41-44). La palabra griega traducida "bebé" en referencia al niño dentro del útero de Isabel es la misma palabra que se usa para un infante fuera del útero. También se hace referencia al Jesús no nacido como un "bebé", un ser humano vivo. Esto es más que un arrebato emocional de Elisabet; ella estaba "llena del Espíritu Santo" cuando hizo la declaración.

El consenso de las Escrituras es que un bebé en el útero es una vida humana única. Por lo tanto, los niños en el útero deben ser respetados y protegidos. La Biblia tiene mucho que decir sobre la defensa de la causa de los débiles, especialmente aquellos que no tienen voz. "¡Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos!" (Proverbios 31: 8; ver también Salmo 82: 3). Tenemos la responsabilidad de hablar por aquellos que no pueden hablar por sí mismos, incluidos los niños en el útero.



Verdad relacionados:

¿Cuál es la santidad de la vida? ¿Por qué los cristianos creen en la santidad de la vida?

¿Qué significa que la humanidad fue creada a la imagen de Dios?

¿Por qué Dios creó la humanidad?

¿El alma humana es mortal o inmortal?

¿Dios me perdonará?


Volver a:
La verdad sobre diferentes temas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe