¿Cuáles son algunas señales que identifiquen a los falsos maestros?

Las personas que aprenden a detectar dinero falso usan una técnica específica. Dado que hay muchas formas diferentes de hacer dinero falso, el estudio exhaustivo de la moneda real es la única manera de reconocer con precisión las falsificaciones. Este mismo principio se aplica a las Escrituras. Hay miles de formas de contradecir, diluir, extrapolar falsamente y aumentar la Biblia. Pero solo hay una verdad, y si lees la Biblia lo suficiente, comienzas a reconocer esa voz verdadera, y cualquier voz contradictoria que escuches suena automáticamente falsa (Juan 10:27).

A veces puede ser muy difícil discernir a un falso maestro, especialmente si no los conoce bien o si una fuente en la que confía lo ha recomendado. Aquí hay algunas maneras de reconocer el fruto falso de un falso maestro (Mateo 12:33).

Primero, los falsos maestros y las falsas religiones tienen una cosa en común: niegan la deidad de Cristo. Esto fue profetizado por la Biblia. "¿Quién es el mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo." (1 Juan 2:22). No importa cuán confiable parezca la persona, o cuán hermosos puedan parecer los aspectos de su religión; si niegan que Jesús es Dios, están en un error.

En segundo lugar, los falsos maestros predican un evangelio falso, generalmente un evangelio de obras, que para nada es el evangelio. ¿Es una buena noticia escuchar que tenemos que seguir una lista de reglas para apaciguar a Dios? Por supuesto no. La ley de Dios está destinada a llevarnos al conocimiento de que lo necesitamos para salvarnos (Gálatas 3:24). La buena noticia es que está dispuesto a salvar a todos los que creen (Juan 3: 16-18). La única persona condenada es la que se niega a reconocer su necesidad de Dios y a recibir el regalo gratuito de la salvación (Romanos 8: 1). Y, como dijo Pablo, "Como ya lo hemos dicho, ahora lo repito: si alguien les anda predicando un evangelio distinto del que recibieron, ¡que caiga bajo maldición!" (Gálatas 1: 9).

Tercero, los falsos maestros a menudo viven lo contrario de lo que predican. Si observa atentamente, puede ver que algo no cuadra. Esto no quiere decir que el único verdadero cristiano es un cristiano que nunca peca. Pero un maestro que proclama a Cristo y luego practica el pecado vive en oscuridad (1 Juan 1: 5–6). Juan habla de la práctica del pecado y la práctica de la justicia. Si practicamos algo, significa que lo seguimos, tratamos de mejorar y buscamos tener logro en su práctica. "Ninguno que haya nacido de Dios practica el pecado, porque la semilla de Dios permanece en él; no puede practicar el pecado, porque ha nacido de Dios. Así distinguimos entre los hijos de Dios y los hijos del diablo: el que no practica la justicia no es hijo de Dios; ni tampoco lo es el que no ama a su hermano." (1 Juan 3: 9-10).

Para obtener más información, lea Gálatas, 2 Pedro, 1 Juan, 2 Juan y Judas. Estas cartas contienen mucha información sobre falsos maestros. Si un maestro falso te ha engañado, puede ser muy difícil volver a confiar en alguien, pero recuerda que siempre puedes confiar en Dios y en Su Palabra (Proverbios 3: 5–6).



Verdad relacionados:

¿Cuál es la clave para reconocer a los falsos maestros?

Ya que hay tantas religiones diferentes; ¿Cómo saber cuál es la correcta?

¿Por qué hay tantas religiones?

¿Qué es el pluralismo religioso?

¿Cuál es la religión verdadera?


Volver a:
La verdad sobre la religión






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe