¿Por qué la sana doctrina es tan crucial?

La mayoría de las iglesias tienen declaraciones doctrinales, credos escritos llenos de absolutos. Dichos documentos representan un problema para las personas que ven declaraciones absolutas con sospecha. La cultura moderna minimiza la importancia de la doctrina o la rechaza como divisiva e insensible, pero ¿eso significa que las iglesias deberían adaptar su teología o renunciar a los credos por completo? ¿Hace alguna diferencia lo que la iglesia enseñe?

Bíblicamente sí, lo que la iglesia enseña es importante. La doctrina sana es de vital importancia. Quizás deberíamos definir que se quiere decir por sano. En este artículo, lo interpretaremos como "sólidamente ortodoxo, conforme a la verdad bíblica". La sana doctrina es enseñanza que concuerda con la Biblia.

Pablo le dice a Tito "enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (Tito 2: 1). La enseñanza de Tito debía corresponderse con la Palabra de Dios. Los apóstoles fueron el medio que Dios utilizó para armonizar Su iglesia.

Entonces, la razón principal por la cual la sana doctrina es importante es que Dios nos dirigió a enseñarla. Hay otras razones secundarias, como el hecho de que nuestra fe se centra en un mensaje específico. La Biblia define este mensaje explícitamente: "Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras ... fue sepultado ... [y] resucitó al tercer día según las Escrituras" (1 Corintios 15: 3-4). Estas son las claras noticias que debemos compartir. Pablo dice que es "de primera importancia". Cambia el mensaje, y la base de la fe se desmorona. Jesús nos advirtió que construyamos nuestras vidas en la roca inamovible de su enseñanza, no en las arenas movedizas de la filosofía del hombre (Mateo 7: 24-27).

Otra razón por la cual la sana doctrina es importante es que el evangelio es un fideicomiso sagrado. No debemos alterar el comunicado oficial de Dios. Somos el servicio de mensajería, no sus editores. Judas insistió en que la iglesia defienda la sana doctrina por medio de animarlos a "contender ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos. " (Judas 1: 3 - LBLA, ver también Filipenses 1:27). "Contender" significa luchar enérgicamente por algo y no retener nada en la lucha. No debemos agregar ni quitar de la Palabra de Dios (Apocalipsis 22: 18-19). Recibimos lo que se nos ha confiado y lo mantenemos así: "Con fe y amor en Cristo Jesús, sigue el ejemplo de la sana doctrina que de mí aprendiste" (2 Timoteo 1:13).

Además, la sana doctrina es importante porque lo que creemos tiene un impacto en lo que hacemos. Existe una correlación directa entre creencia y comportamiento. Por ejemplo, la creencia de que uno es invencible puede conducir fácilmente a un comportamiento temerario. De la misma manera, un hombre que rechaza la idea de Dios y Su juicio tomará decisiones muy diferentes a las de un hombre que teme a Dios. En 1 Timoteo 1: 9-10 se enumeran pecados como la rebelión, el asesinato, la mentira y el tráfico de esclavos, y concluye con " todo lo que está en contra de la sana doctrina". En otras palabras, el mal comportamiento no está sincronizado con la creencia verdadera. La sana doctrina refrena la conducta corrupta.

La sana doctrina también es importante porque debemos ser capaces de distinguir la verdad de la falsedad: "…han salido por el mundo muchos falsos profetas." (1 Juan 4: 1). Jesús dijo que hay cizaña entre el trigo y lobos en el rebaño (Mateo 13:25, Hechos 20:29). La mejor manera de detectar una falsificación es familiarizarse con lo real; para identificar la mentira, debemos saber la verdad.

La doctrina sana es importante debido a su fin. La sana doctrina conduce a la vida. "Ten cuidado de tu conducta y de tu enseñanza. Persevera en todo ello, porque así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen." (1 Timoteo 4:16). Por otro lado, una doctrina falsa conduce a la ruina. Jesús habló del derrumbe que aguarda a aquel que construye su casa en la arena (Mateo 7:27). Judas escribió sobre falsos maestros cuya condenación fue sellada. ¿Su crimen? Enseñan doctrinas falsas, específicamente, “cambian en libertinaje la gracia de nuestro Dios" y rechazan a Jesucristo (Judas 1: 4). Predican otro evangelio (que en realidad no es ningún evangelio) que solo los hace estar bajo maldición “Si alguno de nosotros o un ángel del cielo les predicara un evangelio distinto del que les hemos predicado, ¡que caiga bajo maldición!" (ver Gálatas 1: 6-9).

Finalmente, la sana doctrina es importante porque alienta a los creyentes. Un pastor "…Debe apegarse a la palabra fiel, según la enseñanza que recibió, de modo que también pueda exhortar a otros con la sana doctrina y refutar a los que se opongan." (Tito 1: 9). Los creyentes naturalmente anhelan “con ansias la leche pura de la palabra" porque quieren crecer (1 Pedro 2: 2). La sana doctrina es esa "leche pura", saludable, no adulterada y vital.



Verdad relacionados:

¿Cuál es la definición de teología?

¿Cuál es el campo académico de la teología cristiana?

¿Cómo funciona la teología sistemática?

¿Qué es la revelación general? ¿Cuál es revelación especial?

¿Qué se entiende por suficiencia de las Escrituras? ¿Cómo es suficiente la Biblia?


Volver a:
La verdad sobre la teología

Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. sana doctrina
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?