¿Existe Satanás?

La Biblia deja en claro que Satanás existe y que él es nuestro enemigo (Génesis 3:15). Es conocido como el acusador de los hermanos (Apocalipsis 12:10), y de hecho, el nombre "Satanás" significa "adversario". Satanás fue originalmente el ángel llamado Lucifer, pero era orgulloso y quería la gloria que era solo para Dios. Se rebeló contra Dios y fue expulsado del cielo junto con un tercio de los ángeles que se pusieron del lado de él (Isaías 14: 12-17; Ezequiel 28: 11-17).

Desde entonces, Satanás se propuso estar en oposición directa a Dios, engañando a las personas y guiándolas a la rebelión contra Dios. Pablo se refiere a él como "el dios de este mundo" (2 Corintios 4: 4) y el "príncipe de la potestad del aire" (Efesios 2: 2 - RVR1960).

La herramienta principal de Satanás es el engaño. Él trata de engañarnos acerca de quién es Dios, quién es él y quién Dios dice que somos. De esa manera tentó a Adán y Eva a cometer el pecado original en el jardín del Edén (Génesis 3: 1–6). Intentó engañar y manipular a Jesús mientras ayunaba en el desierto (Mateo 4: 1–11), y todavía intenta engañarnos hoy: "Satanás mismo se disfraza de ángel de luz" (2 Corintios 11:14). En realidad, Satanás es "el padre de la mentira" y no hay verdad en él (Juan 8:44). 1 Pedro 5:8 nos advierte: "Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar."

Jesús vino a la tierra para destruir las obras del diablo (1 Juan 3: 8). La tierra todavía está bajo el poder de Satanás y lo estará hasta que Jesús regrese nuevamente para establecer su reino en la tierra y finalmente crear nuevos cielos y tierra nueva (Juan 12:31). La buena noticia es que podemos someter nuestras propias vidas individuales a Jesús y colocarlas bajo su autoridad. Cuando vivimos para Jesucristo, podemos confiar en que Dios que vive en nosotros es más grande que Satanás y no debemos temerle ni sucumbir a sus ataques contra nosotros (Lucas 10: 17–20; 1 Juan 4: 4). Cuando nos sometemos a Dios, podemos resistir al Diablo y él tiene que huir (Santiago 4: 7).

Al leer la Biblia, podemos aprender no solo que Satanás existe, sino que también podemos aprender cómo opera. El poder de Dios siempre será mayor que el poder de Satanás, pero tenemos que ser conscientes de que estamos en una batalla espiritual que no terminará hasta que Jesús regrese (Efesios 6: 10-18). Podemos confiar en el hecho de que Jesús derrotó a Satanás de una vez por todas en la cruz, y cuando ocurra el juicio final, el fin eterno de Satanás está garantizado (Apocalipsis 19:20; 20: 7–10).



Verdad relacionados:

¿Quién es Satanás?

¿Cuándo fue la caída de Satanás y cómo sucedió?

¿Qué son los demonios según la Biblia?

¿Por qué permitió Dios que Satanás y los demonios pecaran?

¿Dios vs Satanás? Si Él es realmente todopoderoso, ¿por qué Dios simplemente no mata a Satanás?


Volver a:
La verdad sobre ángeles y demonios






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe