¿Estamos viviendo en los últimos tiempos?

Cuando hablamos del "tiempo del fin", generalmente nos referimos al tiempo que precede directamente al rapto de la iglesia y la tribulación de siete años. Jesús parecía referirse al "tiempo del fin" de una manera más completa, abarcando el tiempo entre su ascensión hasta su regreso, cuando reinará en el Reino Milenial. Definitivamente, estamos viviendo en los últimos tiempos. Es difícil saber si estamos viviendo a décadas del rapto. Mientras estuvo en la Tierra, incluso Jesús no sabía cuándo regresaría (Marcos 13:32). Ciertamente, hemos estado viendo signos de los últimos tiempos desde que Jesús ascendió al cielo, y progresivamente han continuado fortaleciéndose con el tiempo.

Jesús profetizó la destrucción del templo en Jerusalén y las señales que precederían a su segunda venida: terremotos, hambre, pestilencia, guerras y persecución (Lucas 21: 10–28). Estos eventos son el "comienzo de los dolores" que conducen a su regreso (Mateo 24: 8). No hay duda de que hemos visto desastres naturales, enfermedades, guerras y persecuciones a lo largo de la historia. No hay indicadores de que estas cosas estén terminando, y tal vez incluso hay señales de que estén aumentando.

Jesús también advirtió a los discípulos que los falsos profetas llevarán a la gente por mal camino, que la anarquía aumentará y que el amor de la gente por Él se enfriará (Mateo 24: 4–12). Pablo advirtió a Timoteo que al final de los tiempos la oscuridad y el engaño dentro de las personas se profundizarían a medida que se entregaran a cada obsesión y deseo ilícito que tengan: "Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!" (2 Timoteo 3: 1–5). Lamentablemente, este versículo ha caracterizado gran parte de la historia humana, y ciertamente parece caracterizar a la sociedad actual.

No todas las señales de los últimos tiempos son negativas. El profeta Joel profetizó que habría un gran derramamiento del Espíritu Santo (Joel 2: 28–29). Esta profecía se cumplió cuando el Espíritu Santo vino y descansó sobre algunas personas con forma de lenguas de fuego en el día de Pentecostés poco después de que Jesús ascendió al cielo (Hechos 2: 1–4, 16). A lo largo de la historia, ha habido innumerables avivamientos provocados por movimientos guiados por el Espíritu. Esto ha resultado en la predicación del evangelio en todo el mundo, que también es una señal del fin de los tiempos: "Pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin. "(Mateo 24: 13–14).

¿Cuál es nuestra responsabilidad en todo esto? Necesitamos asegurarnos continuamente de mantener nuestros corazones inclinados hacia el Señor y sus caminos, siendo obedientes a Él para que podamos estar listos para cuando Él regrese. Jesús nos advirtió que estemos atentos y vigilantes en la parábola de las diez vírgenes (Mateo 25: 1–13). Ninguno de nosotros sabe el día o la hora en que Cristo regresará, por lo que es nuestro trabajo estar preparados para Él en todo momento.

Si no le ha entregado su vida a Cristo, ahora es el momento. Dios desea que todas las personas se arrepientan (2 Pedro 3: 9) antes de que regrese. La redención del pecado viene solo a través de Jesucristo (Romanos 3:24). Crea en Él y recibirá la salvación y la vida eterna (Hechos 16:31; Juan 3:16).



Verdad relacionados:

¿Cuáles son las señales del tiempo del fin?

¿Qué va a pasar en el tiempo del fin?

¿Cuándo regresará Jesús?

A la luz del regreso de Cristo, ¿cómo debemos vivir nuestras vidas?

¿Cuánto de la profecía de los últimos tiempos se ha cumplido?


Volver a:
La verdad sobre los últimos tiempos






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe