¿Qué significa vestirse con modestia?

Saber lo que significa vestirse con modestia puede ser difícil porque no existe una lista cristiana de ropa que pueda y no pueda usar. Vestirse con modestia es mostrar decoro en la forma en que se viste. Ser modesto es ser humilde o tener una estimación precisa de uno mismo. La modestia no solo concierne a las mujeres, y no solo tiene que ver con la ropa reveladora. Significa mucho más, y ciertamente no menos, que vestirse apropiadamente. La idea bíblica de la modestia tiene que ver con el corazón y la actitud de uno, así como con las acciones y la apariencia de uno.

Tanto Pablo como Pedro escriben sobre la modestia, y específicamente sobre vestirse con modestia, en sus epístolas. Pablo le escribe a Timoteo, "En cuanto a las mujeres, quiero que ellas se vistan decorosamente, con modestia y recato, sin peinados ostentosos, ni oro, ni perlas ni vestidos costosos. Que se adornen más bien con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan servir a Dios." (1 Timoteo 2: 9-10). Aquí Pablo no está hablando tanto de ropa reveladora como de ropa llamativa. Su énfasis está en usar ropa respetable que demuestre modestia y autocontrol. El cabello trenzado, el oro y las perlas eran costosos y mostraban el estatus social del usuario. Pablo no está diciendo que esté mal que una mujer se trence el cabello o use joyas; se hace hincapié en llevar ropa adecuada para la ocasión, ni exceso ni muy poco, ni excesivamente arreglado ni mal vestidos. Las mujeres y los hombres cristianos no deben intentar demostrar su estatus social o llamar la atención sobre sí mismos a través de su apariencia. Más bien, las buenas obras que surgen de la piedad son las que hacen hermosos a los cristianos.

Pedro tiene un énfasis similar cuando escribe: "Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Esta sí que tiene mucho valor delante de Dios.” (1 Pedro 3: 3-4). Pedro resta relevancia a la importancia de lo que nos ponemos y en cambio enfatiza el corazón. Lo que hace que alguien sea atractivo o lo que hace que alguien se destaque no es su apariencia, sino su corazón. Nos vestimos con modestia porque tenemos una actitud de humildad y el deseo de honrar a Dios en todos nuestros caminos.

Si bien las mujeres suelen ser objeto de discusiones sobre lo que significa vestirse con modestia, este principio se aplica tanto a hombres como a mujeres. Pablo usa la misma palabra griega para describir "decorosamente" para las mujeres en 1 Timoteo 2: 9 como lo hace para explicar que un superintendente debe ser "respetable" en 1 Timoteo 3: 2. La modestia es un problema para todos los creyentes. Debemos ser modestos no solo en nuestra apariencia, sino también en nuestro comportamiento. Es el mismo principio cuando Dios escogió a David como rey: "La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón." (1 Samuel 16: 7). Nuestro adorno no es principalmente lo que usamos o no usamos, sino nuestro adorno es nuestro carácter. Las buenas obras y un espíritu apacible y manso agradan a Dios y son mucho más atractivos para las personas. Cuando nuestro corazón está en el lugar correcto, es mucho más probable que nuestra apariencia exterior también sea apropiada para la ocasión.

Cuando se trata de ropa, estos versículos dejan muchas preguntas para debatir. ¿Cómo sabe lo que significa vestirse con modestia en un sentido específico? ¿Qué es demasiado revelador? ¿Qué es llamativo y qué es irrespetuosamente mal vestido? Una forma de determinar si tu ropa es modesta o no es observando tus intenciones al usarla. ¿Estás usando ese atuendo para atraer la atención de alguien del sexo opuesto? ¿Tu atuendo hará que los demás se sientan incómodos? ¿Quieres destacar como alguien más elegante, más adinerado o más santo que los demás? Si tu atuendo está destinado principalmente a ganar la atención o la estima de los demás, entonces podría ser el momento de evaluar tu corazón y tu guardarropa. Busca la guía del Espíritu Santo y sigue el llamado de Colosenses 3:17: "Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él."



Verdad relacionados:

¿Debería un cristiano hacer ejercicio? ¿Qué dice la Biblia sobre la salud?

¿Qué significa para los cristianos estar en el mundo pero no ser parte del mundo?

¿Cómo puede un cristiano ser un embajador de Cristo?

'Sigue a tu corazón': ¿es un consejo conforme a la Biblia?

¿Qué deben hacer los cristianos cuando la tolerancia social y las convicciones personales entran en conflicto?


Volver a:
La verdad sobre las decisiones de vida







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe