¿Está bien que un cristiano se tome vacaciones?

La respuesta bíblica a esta pregunta está arraigada en las ideas de descanso y administración. Las vacaciones no se mencionan en la Biblia, pero se discuten los tiempos específicos de descanso, al igual que la administración del tiempo y el dinero.

La idea de un sábado, o de tomar un día a la semana para descansar del trabajo, fue establecida por Dios cuando concluyó su semana de la creación. Descansó en el séptimo día (Génesis 2: 2–3) e instruyó a Su pueblo a hacer lo mismo (Éxodo 20: 8–11). El significado del sábado se ha cumplido en Jesús, y ya no es un requisito para los cristianos. Sin embargo, el principio sigue siendo importante. Aunque en los días de Jesús, el sábado se había convertido en una carga de estrictas reglas a seguir, estaba destinado a ser un regalo para nosotros (Marcos 2:27). El sábado estaba destinado a ser un tiempo para adorar, descansar y encontrar la restauración. Mostramos confianza en Dios por su provisión al no trabajar; confiamos en Él para revitalizar nuestros cuerpos, mentes y espíritus; Le adoramos; y recibimos Su vigor. Las vacaciones pueden ser un medio para experimentar este descanso y vigor.

Jesús a menudo se apartó de las multitudes, e incluso de sus discípulos, para descansar y acercarse al Padre. Debemos verlo a Él como un modelo, ya que Él era hombre perfecto. Algunas veces instruyó e invitó a sus discípulos a unirse a Él (Marcos 6:31). Jesús y sus discípulos no trabajaban siempre, sino que se tomaban un tiempo para descansar.

Descansamos todos los días a través del sueño. Estamos creados para tener ritmos de trabajo y descanso. No es que el descanso, ya sea diariamente, semanalmente o anualmente, sea nuestra meta, pero encontrar un equilibrio entre trabajo y descanso nos da armonía con las intenciones de Dios (Salmo 90:12, Efesios 5: 15-17).

Tomarse un tiempo de descanso nos da la oportunidad de reposar nuestras mentes, cuerpos y espíritus. Nos da la oportunidad de construir relaciones de manera intencional y significativa. Ya sea que viaje a una tierra lejana o descanse en su casa, es importante que presente sus planes a Dios. "Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él." (Colosenses 3:17).

También se nos instruye a ser sabios administradores de nuestras finanzas y tiempo. No es bueno pagar por unas vacaciones por medio de endeudarnos (Romanos 13: 8) y debemos esforzarnos por crear vacaciones asequibles y restauradoras para nosotros y nuestra familia. Gastar dinero en vacaciones no está mal; el tiempo para construir relaciones importantes, ser restaurado, descansar, y experimentar nuevos lugares vale la pena. ¡Pídale a Dios sabiduría para planear unas vacaciones (Santiago 1: 5) y disfrute!



Verdad relacionados:

¿Hay tal cosa como una carrera cristiana? ¿Qué carreras pueden considerar los cristianos?

¿Cuál es la visión cristiana sobre los pasatiempos?

¿Qué significa para los cristianos estar en el mundo pero no ser parte del mundo?

¿Cómo puede un cristiano ser un embajador de Cristo?

¿Cuál es la clave para experimentar gozo en la vida cristiana?


Volver a:
La verdad sobre las decisiones de vida







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe