¿Qué es el textualismo?

El textualismo es la adherencia al texto de un documento: la práctica de tomar las palabras, frases, oraciones y párrafos tal como se presentan. El textualismo se puede aplicar a cualquier tipo de documento y se ve particularmente en la práctica legal.

Los eruditos bíblicos usan el textualismo como una forma de estudiar la Biblia. El textualismo es un enfoque apropiado en la hermenéutica bíblica. Los estudiosos conservadores a veces dicen: "Cuando el simple sentido tiene sentido común, no busque otro sentido". Para los laicos, eso significa que la Escritura quiere decir lo que en ella tiene escrito. Las palabras de la Biblia tienen significado primario, comprensión común y significado literal e histórico por sí mismas. La aplicación de las Escrituras viene con comprensión e interpretación.

El textualismo forma la base de la exégesis: ver en las Escrituras lo que dice, en lugar de leer en las Escrituras lo que queremos encontrar (lo que se conoce como eiségesis).

Jesús dirigió repetidamente los puntos de vista de las personas a las Escrituras, indicando que lo que en realidad dice es importante (Mateo 5:18; Marcos 2: 25–26; 12: 10–11, 26; Lucas 10:26). Pablo instruyó a Timoteo: "Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad." (2 Timoteo 2:15).

Como punto de aclaración, el textualismo no significa ser simplista sobre las Escrituras. Podemos y debemos tratar de entender el idioma original en el que fue escrito, los contextos históricos y culturales, y la perspectiva del autor y la audiencia. Pero también debemos evitar introducir nuestra propia comprensión y deseos en la Escritura que leemos.

Un pastor lo expresa así: "Cuando leemos la Biblia, a menudo vemos lo que sabemos en lugar de saber lo que vemos". Busque permitir que la Biblia le hable, en lugar de tratar de expresar sus puntos de vista en la Biblia.

Aquí hay un ejemplo. Cuando leemos que Jesús le dijo a Nicodemo que naciera del agua y el Espíritu (Juan 3: 5), no podemos leer en el texto un mandamiento para el bautismo. El autor no usó la palabra bautismo cuando escribió "agua", y "bautismo" no se menciona en ninguna otra parte de la narración de la conversación. Observamos lo que el texto realmente dice, y usamos otra información bíblica e histórica, para determinar lo que Jesús quiso decir y lo que Nicodemo habría entendido en la referencia al agua. La mayoría de los estudiosos concluyen que Jesús estaba hablando sobre el nacimiento natural (agua) y el nacimiento espiritual (Espíritu). Esta conclusión concuerda con el resto de las Escrituras y quiere decir lo que en ella tiene escrito, por así decirlo.



Verdad relacionados:

Hermenéutica bíblica: ¿qué es?

¿Qué principios se usan en la exégesis bíblica?

¿Por qué es tan importante el contexto al estudiar la Biblia?

¿Qué es el literalismo bíblico?

¿Hay una manera adecuada de estudiar la Biblia?


Volver a:
La verdad sobre La Biblia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe