¿Cuál es la mejor manera de testificar a los mormones?

Testificar a los mormones, como con cualquier religión que bajo un disfraz aparenta falsamente ser cristiana, puede ser un desafío. A primera vista se ven, suenan y actúan como cristianos. Sin embargo, aunque afirman ser los únicos con la verdad real, están lejos de tenerla. Por lo tanto, debemos testificar a los mormones en verdad, pero también en amor, para que puedan llegar a conocer a Jesucristo como su Señor y Salvador (Efesios 4:15).

Al testificar a los mormones, es esencial saber que los mormones no creen que la Biblia sea infalible. Tienen cuatro textos que creen que son escrituras inspiradas por Dios. Estos incluyen el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, la Perla de Gran Precio y la Biblia. Piensan que después de la muerte de los apóstoles, la iglesia se desvió del verdadero camino de Dios y muchos pasajes importantes del texto original de la Biblia fueron cambiados u omitidos. En consecuencia, la Biblia es la que tiene la menor importancia entre sus textos sagrados y es tratada como poco confiable cuando contradice la doctrina mormona. De hecho, su octavo Artículo de Fe dice: "Creemos que la Biblia es la palabra de Dios hasta donde esté traducida correctamente". Aunque la Biblia es realmente muy confiable, como lo demuestran los Rollos del Mar Muerto y numerosos manuscritos que demuestran que las Biblias que tenemos hoy son fieles al texto original, citar las Escrituras a menudo no es una herramienta efectiva para evangelizar a los mormones. Si cita las Escrituras, es mejor usar la versión Reina Valera, ya que es la traducción en la que más confían. Además, es seguro asumir que la mayoría de los mormones no están familiarizados con muchas de las historias de la Biblia.

En segundo lugar, al testificar a los mormones debemos entender que, si bien los cristianos y los mormones usan la misma jerga, la connotación de nuestras palabras es muy diferente. Antes de entablar una conversación espiritual, es aconsejable familiarizarse con ambos conjuntos de definiciones. Puede usar versículos de la Biblia y compararlos con versículos de textos mormones para señalar las diferencias en el significado de ciertos términos y cómo esas discrepancias demuestran también la distancia en sus sistemas de pensamiento. A continuación, se presentan algunos ejemplos de cómo contrastan el cristianismo y el mormonismo.

¿Quién es Dios?
Los mormones creen que Dios alguna vez fue un hombre de otro planeta. Vivió una buena vida y a través de sus obras justas se exaltó a la posición de Dios (Teachings of the Prophet Joseph Smith, p. 345). Creen que está casado con una diosa y que la Trinidad es tres seres separados y no uno. También creen en múltiples dioses, ya que creen que las personas pueden alcanzar la divinidad mediante sus obras. Por otro lado, los cristianos creen que Dios es eterno y existió antes de crear a la humanidad (Salmo 90: 2). Él es perfecto y sin pecado. Lo más importante es que es el único Dios verdadero (Isaías 43:10).

¿Quién es Jesús?
Los mormones creen que Jesús, como Dios, es un ser humano exaltado. Él es el descendiente de una relación física entre Dios y una mujer (Journal of Discourses, vol. 8, p. 115). Los cristianos creen que Jesús es uno con Dios y ha estado con Él desde el principio (Juan 1: 1–3). Él es completamente Dios y completamente humano, pero sin pecado (Hebreos 2: 5–18).

¿Cuál es su testimonio?
Los mormones dirán que cuando leen el Libro de Mormón, oran para que Dios les muestre que es verdad y luego el Espíritu Santo les da una sensación en su corazón como confirmación. Sin embargo, Jeremías 17: 9 nos dice: "Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo?" No se puede confiar en nuestros sentimientos para decirnos la verdad. Además, cuando los mormones les dicen a los demás que oren por la verdad, están haciendo referencia a Santiago 1: 5: "Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie." Toman este versículo para indicar que Dios les otorgará el conocimiento de la verdad en función de cuán sinceramente oren por ella. Sin embargo, en ninguna parte de la Biblia dice que aprendemos la verdad al orar, sino que la aprendemos al estudiar las Escrituras. La sabiduría por la que oramos no es el conocimiento en sí mismo, sino que nos ayuda a aplicar el conocimiento que Dios ya nos ha proporcionado. Finalmente, solo el verdadero Jesús puede enviarnos el Espíritu Santo después de reconocerlo como nuestro Salvador. Los mormones creen en un Jesús falso, por lo que no tienen el verdadero Espíritu Santo dentro de ellos.

¿Qué es el evangelio y la salvación?
Los mormones dicen que el evangelio es la doctrina y las ordenanzas de la iglesia mormona. Creen que la salvación es inclusiva y que todos vivirán eternamente. Sin embargo, su lugar en el más allá se determina a partir de una combinación de fe y obras realizadas durante esta vida (Articles of Faith p. 78-79, Mormon Doctrine p. 348). Pablo resume el evangelio de la Biblia cuando Jesús murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó cumpliendo las Escrituras acerca de Él (1 Corintios 15: 1–4). También dijo: "Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo." (Romanos 10: 9). Por lo tanto, la salvación solo llega a aquellos que ponen su fe en Jesucristo, reconociendo su naturaleza pecaminosa y su necesidad de Él como Salvador. Además, el regalo de la salvación eterna no viene a través de las obras humanas, sino a través de la gracia gratuita de Dios. "Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte." (Efesios 2: 8–9).

La estrategia más efectiva para testificar a los mormones es señalar su imperfección. Han sido adoctrinados de que su propósito en la vida es seguir las doctrinas mormonas y hacer buenas obras para ser exaltados en el más allá. Se esfuerzan constantemente por la perfección en sus vidas personales mientras están bajo el escrutinio de sus familias y líderes de la iglesia. Señalar su naturaleza pecaminosa puede ser doloroso, pero si están dispuestos a admitir sus defectos, estarán abiertos a las buenas nuevas del evangelio de la Biblia. Muéstreles que el perdón de los pecados solo viene a través del sacrificio de Jesús en la cruz. Explique que el verdadero Jesús, no con él que están familiarizados, es accesible. Se le puede orar y adorar porque es el máximo Sumo Sacerdote. Finalmente, si están dispuestos, guíelos en una oración de salvación y equípelos para comenzar a leer la Palabra de Dios a través de la guía del Espíritu Santo.

Al testificar a cualquier persona, es importante recordar que la salvación es, en última instancia, una obra de Dios. Entonces, al testificar a los mormones, o a cualquier otra persona, ore por la guía de Dios y confíe los resultados a Él. 1 Pedro 3:15 nos dice: "Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes." No es nuestro papel convencer a otros de la verdad de Dios, sino compartirla fielmente, orar por aquellos con quienes lo hacemos y dejar los resultados a Dios.



Verdad relacionados:

¿Qué creen los mormones? ¿Qué es el mormonismo?

¿Son cristianos los mormones? ¿Los mormones y los cristianos creen lo mismo?

¿Cómo deben ver los cristianos el Libro de Mormón?

¿Hay una buena manera de evangelizar a las personas en sectas o religiones falsas?

Ya que hay tantas religiones diferentes; ¿Cómo saber cuál es la correcta?


Volver a:
La verdad sobre la religión






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe