¿Cómo aborda la Biblia el temor?

Hay dos tipos de temor mencionados en la Biblia. El primer tipo de temor es el temor al Señor, que es saludable y que debe ser alentado. El segundo tipo de temor del que habla la Biblia es un "espíritu de temor" (ver 2 Timoteo 1: 7-NTV), que es un obstáculo para nuestra vida y para nuestro caminar con Dios.

¿Qué significa temer al Señor? Proverbios 8:13 dice: "Quien teme al Señor aborrece lo malo; yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso." En otras palabras, temer a Dios no significa tener miedo de algo, sino estar a favor de lo que Dios está a favor y en contra de lo que Él está en contra. Es tener una actitud de respeto y admiración por todo lo que Dios es, lo que incluye su inagotable amor, misericordia, poder y gloria, y también características como su justa ira. El temor al Señor contiene muchas bendiciones y beneficios. Conduce a la sabiduría y al entendimiento (Salmo 111: 10). Además, con el temor del Señor está la vida y el verdadero descanso (Proverbios 14:27; 19:23).

Si bien el temor al Señor es un don de Dios que nos beneficia enormemente en la vida, el otro tipo de temor que se menciona en la Biblia no tiene ningún beneficio. 2 Timoteo 1: 7 nos dice: "Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina." El temor, entonces, no es de Dios, y tampoco es algo que tengamos que "soportar". En realidad, el temor es una herramienta que nuestro enemigo el diablo usa para obstaculizar que recibamos todo lo que Dios tiene para nosotros.

Todo el mundo tiene o experimentará temor en sus vidas. A veces es sutil y no nos damos cuenta de que es lo que es. Expresamos otras excusas por las cuales no estamos avanzando en áreas de nuestra vida cuando la raíz es realmente el miedo. Esto no es lo que Dios quiere para nosotros. Superar el miedo está enraizado en confiar en Dios y recibir Su amor. 1 Juan 4:18 (NTV) nos dice: "En esa clase de amor no hay temor, porque el amor perfecto expulsa todo temor. Si tenemos miedo es por temor al castigo, y esto muestra que no hemos experimentado plenamente el perfecto amor de Dios." Satanás hará todo lo que pueda para que dudemos del amor de Dios, a menudo usando el miedo. El miedo al futuro, lo que la gente piensa de nosotros, el fracaso, lo que sea, cuando creemos mentiras del miedo, nos impiden experimentar y vivir la libertad del amor perfecto de Dios.

La buena noticia es que, cuando experimentamos temor, no tenemos que quedarnos allí. "Oré al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores." (Salmo 34: 4 - NTV). Debemos llevar nuestros temores a Dios. Este versículo nos recuerda que Él nos escucha y Él es el que nos libra del temor; No podemos hacerlo por nosotros mismos. Confesar nuestros temores a Dios quita el poder de su control sobre nosotros y permite que Dios nos limpie de él (vea 1 Juan 1: 9). Esta es simplemente una forma activa en la que podemos confiar completamente en Dios. Cuanto más aprendemos a confiar en Él y su amor por nosotros, más experimentamos su paz (Filipenses 4: 7), y menos lugar para el temor nuestras vidas.



Verdad relacionados:

¿La Biblia dice algo acerca de la ansiedad?

¿Qué dice la Biblia acerca de la fe?

¿Cómo puedo llegar a conocer realmente a Dios?

¿Qué significa para los cristianos estar en el mundo pero no ser parte del mundo?

¿Cuál es la verdad sobre la salvación?


Volver a:
La verdad sobre diferentes temas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe