¿El teísmo abierto es bíblico? ¿Qué es el teísmo abierto?

El teísmo abierto es un sistema de pensamiento que intenta lidiar con el aparente conflicto entre dos verdades aparentes: el libre albedrío del hombre y la presciencia de Dios. El teísmo abierto argumenta que para que el hombre sea verdaderamente libre, Dios no puede conocer el futuro, porque si Dios sabe el futuro, ya se ha determinado, lo que significa que el hombre no puede tomar decisiones (sin influencia) verdaderamente libres.

El teísmo abierto depende de una presuposición: el libre albedrío del hombre. Este tipo de libre albedrío no es simplemente libertad de elección. Por supuesto, somos libres de elegir lo que queramos dentro de los límites de las limitaciones físicas. Es decir, no podemos elegir que nos broten alas y volar, porque no está en nuestra naturaleza tener ese poder. Pero todos sabemos que tomamos muchas decisiones libres a lo largo de nuestras vidas. El "libre albedrío" que discute el teísmo abierto es diferente de la simple libertad de elección. Es la idea de que un ser humano no está influenciado por Dios para hacer una elección sobre otra. Es la afirmación de que nuestras vidas no están dirigidas por un plan predeterminado.

Esta presuposición (que tenemos "libre albedrío" como se definió anteriormente) conduce lógicamente a la conclusión de que Dios no puede conocer el futuro. Si Dios supiera el futuro (dice el teísmo abierto), significaría que el futuro ya no es potencial, sino real; ya no fluye, sino que está congelado. El argumento opuesto comienza con la presciencia de Dios y dice que si Dios sabe lo que sucederá, el hombre no puede tener una voluntad verdaderamente libre y sin influencia, y que su futuro está predeterminado.

El teísmo abierto comienza con el concepto de libre albedrío y llega a la conclusión de que Dios no puede tener presciencia. Sin embargo, la Biblia dice que Dios sí la tiene, como dice el salmista: "Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos." (Salmo 139: 16). El teísmo abierto ignora este versículo y se apoya fuertemente en otros versículos que describen a Dios en términos de existencia humana lineal (Génesis 6: 6; 22:12; Éxodo 32:14; Jonás 3:10). Por ejemplo, Génesis 6: 6 nos dice que Dios experimenta arrepentimiento. ¿Cómo podría Dios arrepentirse de algo que hizo, si sabía de antemano qué pasaría? Cuando experimentamos arrepentimiento, generalmente se debe a que no pudimos prever o comprender completamente las consecuencias de nuestras acciones y, por lo tanto, detenernos de hacer las cosas que finalmente nos causarían ese arrepentimiento. Pero ¿cómo sabemos cómo se siente el arrepentimiento en un ser omnisciente y omnipotente? ¿Qué pasaría si Dios supiera que experimentaría dolor y arrepentimiento debido a la creación del hombre, y decidió que crearnos de todas maneras valía la pena?

Los caminos de Dios no son como los nuestros; Sus pensamientos no son como nuestros pensamientos: son más altos que los nuestros, más altos que los cielos sobre la tierra (Isaías 55: 8–9). Al final, el teísmo abierto falla porque intenta descubrir la mente de Dios usando la mente del hombre. Esto es como tratar de usar un martillo para escribir código HTML. Es la herramienta incorrecta para el trabajo. La mejor y más segura forma en que el hombre puede llegar a la verdad acerca de Dios es escuchar lo que nos ha revelado acerca de Sí mismo en las Escrituras. Y si hay cosas que no podemos reconciliar o comprender, en lugar de proponer filosofías que contradicen directamente la Biblia, debemos confiar humildemente en Su voz (Proverbios 3: 5–6; Juan 10:27; Miqueas 6: 8).



Verdad relacionados:

¿Existe Dios?

¿Es Dios omnipotente? ¿Qué significa ser omnipotente?

¿Es Dios omnipresente? ¿Qué significa ser omnipresente?

¿Es Dios omnisciente? ¿Qué significa ser omnisciente?

¿Cuáles son los atributos de Dios?


Volver a:
La verdad sobre la teología







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe