Si un cristiano vive en un lugar donde no hay iglesia a la que asistir, ¿qué debe hacer?

La Biblia enseña la importancia de reunirse regularmente con otros creyentes para crecer (Hebreos 10:25), pero ¿qué pasa si vives en un área donde no hay iglesia a la que asistir? En China y muchas otras naciones, existen restricciones que limitan o prohíben las reuniones oficiales de la iglesia. ¿Qué pueden hacer los creyentes en estas situaciones?

Primero, un cristiano puede continuar creciendo personalmente. La oración personal, el estudio de la Palabra de Dios y el obedecer las enseñanzas de Dios en la vida cotidiana son importantes para la salud espiritual.

En segundo lugar, busque opciones alternativas como grupos de iglesias en línea, ministerios de radio o televisión. Muchas organizaciones se han desarrollado para ayudar a crecer y conectarse con otros creyentes a aquellos que viven en áreas donde no existe una iglesia.

Tercero, ore por algunos amigos cristianos con quienes pueda reunirse en un grupo de casa u otro lugar para crecer juntos. La iglesia no requiere un edificio especial, pero puede incluir reuniones de iglesias en hogares o reuniones secretas de la iglesia en una variedad de lugares. Puede comenzar incluso con otro cristiano que se reúna regularmente con usted para leer la Biblia, orar juntos o cantar alabanzas de adoración a Dios.

En estas situaciones, una iglesia en casa puede seguir los hábitos simples de la primera iglesia en Jerusalén que se encuentran en Hechos 2: 42-47:

Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración. Todos estaban asombrados por los muchos prodigios y señales que realizaban los apóstoles. Todos los creyentes estaban juntos y tenían todo en común: vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno. No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.

Cuarto, en algunas áreas se puede tener reuniones de adoración en ocasiones especiales en lugar de todas las semanas. Por ejemplo, en algunas áreas un maestro de la Biblia solo tiene la oportunidad de visitar la zona una vez al mes para reunirse con los creyentes de un área restringida. Reunirse en estos momentos es mejor que no reunirse en absoluto. De hecho, el Nuevo Testamento mostró que las iglesias a menudo se reunían para reuniones especiales cuando un ministro itinerante visitaba el área.

Es ideal reunirse regularmente con la familia de Dios en la iglesia, pero en algunas situaciones Dios puede tener otra forma diseñada para que usted crezca espiritualmente con otros creyentes. No se desanime. En cambio, busque cómo Dios puede asociarlo con otros cristianos para adorar a Dios, crecer espiritualmente y compartirlo a Él con otros.



Verdad relacionados:

¿Cuál fue el propósito de Dios al establecer la iglesia?

¿Qué debo buscar al tratar de encontrar una iglesia local?

¿Cuándo está bien dejar una iglesia y buscar una nueva?

¿Qué es la iglesia universal y cómo es diferente de la iglesia local?

¿Qué significa koinonia?


Volver a:
La verdad sobre la iglesia






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe