¿Por qué a Adán y Eva no les pareció extraño una serpiente parlante?

Adán y Eva eran inocentes, y no tenían el mismo tipo de experiencia de animales que tenemos hoy. Todos sabemos, desde la infancia, que si un animal abre la boca y comienza a hablarnos, sería extremadamente extraño e incluso aterrador. Pero Adán y Eva fueron creados junto a los animales, y no tenían idea de que se suponía que no debían hablar. Incluso es posible que a todos los animales se les haya dado originalmente el poder del habla. La Biblia no dice esto explícitamente, pero sabemos por la forma en que Eva reaccionó a la serpiente, su habla fue para ella algo muy natural y normal.

Ya sea que los animales hayan tenido o no el poder del habla, hay seres poderosos (Dios, ángeles, Satanás, demonios) que pueden manipular el mundo físico, incluso permitir que los animales hablen. Por ejemplo, el burro de Balaam le habló e intentó evitar que bajara por un camino donde estaba un ángel que solo el burro podía ver (Números 22: 21–35). Claramente, el burro de Balaam decía la verdad, mientras que el discurso de la serpiente estaba destinado al engaño.

A menudo se hace referencia a Satanás como una serpiente o un dragón. Se afirma extensamente que Satanás estaba poseyendo a la serpiente para hablar con Eva sin levantar sospechas. Por todas estas razones, no es realmente extraño que Adán y Eva estuvieran hablando con una serpiente. Lo extraño es que, a pesar de ser perfectos y de caminar diariamente con Dios en un paraíso perfecto, decidieron creer las acusaciones de la serpiente y considerar a Dios con desconfianza. Cuando la serpiente contradijo a Dios y pareció que Dios estaba ocultando algo de Adán y Eva, creyeron a la serpiente en lugar de creer a su Creador (Génesis 3: 1-7).

Hoy, hombres y mujeres en todas partes están cometiendo el mismo error. Se alejan de Dios, que los ama y los hizo, y escuchan las palabras de un astuto engañador que cuestiona a Dios. Esto es lo que la Biblia llama pecado: el impulso autodestructivo de elegir la oscuridad sobre la luz, y creer mentiras en lugar de la verdad, y aceptar lo que no es saludable y dañino mientras desconfía de lo que nos trae paz y alegría (Juan 3:19). Nuestros primeros padres fueron engañados de esta manera, y todos estamos manchados y maldecidos por su caída (Romanos 5:12). Sin embargo, así como el pecado de Adán arrojó a la raza humana al caos, el sacrificio de Jesús fue provisto para que todos los que deseen estar con Dios ya no tengan que separarse de Él (Romanos 5: 15–21). Satanás triunfó por un tiempo temporal, pero el triunfo de Jesús es eterno.

"Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados y anular la deuda que teníamos pendiente por los requisitos de la ley. Él anuló esa deuda que nos era adversa, clavándola en la cruz. Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal. "(Colosenses 2: 13-15).



Verdad relacionados:

¿Es verdadera la historia de Adán y Eva?

¿Cuál es el árbol del conocimiento del bien y del mal?

¿Qué es el árbol de la vida?

¿Cuál es la importancia del creacionismo bíblico?

Fe vs. ciencia ¿Hay una contradicción entre la fe en Dios y la ciencia?


Volver a:
La verdad sobre la creación







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe