¿Qué es la redención cristiana?

Redención es una palabra bíblica que significa "una compra" o "un rescate". Históricamente, la redención se usó en referencia a la compra de la libertad de un esclavo. Un esclavo era "redimido" cuando se pagaba el precio por su libertad. Dios habló de la liberación de Israel de la esclavitud en Egipto de esta manera: "Yo soy JEHOVÁ; y yo os sacaré de debajo de las tareas pesadas de Egipto, y os libraré de su servidumbre, y os redimiré con brazo extendido, y con juicios grandes" (Éxodo 6: 6-RVR). El uso de la redención en el Nuevo Testamento incluye esta misma idea. Toda persona es esclava del pecado; solo a través del precio que Jesús pagó en la cruz una persona pecadora es redimida del pecado y la muerte.

En las Escrituras, está claro que cada persona necesita redención. ¿Por qué? Porque toda persona ha pecado (Romanos 3:23). El siguiente versículo revela que "[…] por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó." (Romanos 3:24). Hebreos 9:15 dice que "Cristo es mediador de un nuevo pacto, [...] él ha muerto para liberarlos de los pecados cometidos bajo el primer pacto."

La redención proporciona varios beneficios para el creyente: vida eterna (Apocalipsis 5: 9-10), perdón de pecados (Efesios 1: 7), reconciliación con Dios (Romanos 5:17), paz con Dios (Colosenses 1: 18- 20), residencia del Espíritu Santo en nosotros (1 Corintios 6: 19-20), y la adopción en la familia de Dios (Gálatas 4: 5). Tito 2: 13-14 dice que Jesús "se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien."

Cuando somos redimidos, nos convertimos en personas diferentes. Cuando Dios redimió a Israel de la esclavitud en Egipto, los convirtió en una nueva nación y les dio una nueva tierra. Del mismo modo, el cristiano tiene una nueva identidad en Cristo. El cristiano ya no es cautivo del pecado y la muerte. En cambio, se ha convertido en ciudadano del reino de Dios. Los cristianos ahora vivimos anticipando nuestro hogar eterno con nuestro Padre celestial.

Dios quiere que lo veamos como el que redime (Isaías 43:14; 44: 6, 24; 49: 7). Así como Booz fue el pariente redentor de Rut (Rut 3: 9), Jesús nos redime (Gálatas 3:13). Jesús pagó un alto precio por nuestra redención, el sacrificio último de su propia vida para liberarnos del pecado.



Verdad relacionados:

¿Qué es la reconciliación cristiana?

¿Cuál es la doctrina cristiana de la regeneración?

¿Qué significa la justicia?

¿Qué es la imputación de la justicia?

¿Cuál es el significado de la expiación sustitutiva?


Volver a:
La verdad sobre la salvación







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe