www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Qué enseña la Biblia sobre la violencia?

Cuando usamos la fuerza física para obligar a otros a seguir nuestra voluntad, eso es violencia. Se extiende desde armas nucleares hasta un codazo o empujón en una fila. La violencia parece ser una parte creciente de nuestra vida diaria y es valioso ver lo que dice la Biblia al respecto.

La Biblia extiende la idea de violencia desde lo físico para incluir la violencia de la mente. Vea cómo Dios agrupa odio, venganza e incluso guardar rencor aquí en Levítico 19: 17-18: "No alimentes odios secretos contra tu hermano, sino reprende con franqueza a tu prójimo para que no sufras las consecuencias de su pecado. No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.” Jesús se hace eco de esto cuando dice que odiar a alguien es equivalente a asesinar (Mateo 5: 21-22).

Hay mucho en la Biblia, especialmente en el Antiguo Testamento, sobre la guerra y la matanza. Uno de los diez mandamientos, que por lo general se traduce de manera inadecuada como "No matar", prohíbe con mayor precisión el asesinato (Éxodo 20:13).

A lo largo del Antiguo Testamento, Dios lleva a Su pueblo a la guerra para reclamar lo que es legítimamente Suyo, para proteger a Su pueblo o como un instrumento de castigo por sus malas acciones. Parece que Dios no prohíbe la "guerra justa". En Romanos 13: 1–7, se nos dice que nos sometamos a los funcionarios del gobierno, que pueden, entre otras cosas, blandir la espada contra aquellos enemigos internos y externos que no hacen el bien. Ciertamente, sin embargo, se ha cometido mucha violencia que no cumpliría con los requisitos de la justicia social de Dios.

Principalmente, estamos llamados a ser pacificadores (Mateo 5: 9), a dejar pasar las ofensas en lugar de tomar represalias (Mateo 5: 38–40) y amar a nuestros enemigos (Mateo 5: 43–48). Deje el uso físico de la fuerza (la violencia) a las autoridades que Dios ha establecido, como el gobierno y las fuerzas del orden; finalmente, déjeselo a Dios mismo (Romanos 12:19). Ore por todo (1 Tesalonicenses 5: 16–18).

Copyright 2011-2022 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.