www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Qué es la teología reformada?

La teología reformada tiene sus raíces en la Reforma protestante del siglo XVI. Se basa en la histórica Confesión de Westminster. La teología reformada afirma que la salvación se basa en lo que se conoce como las cinco solas: sola fide, solo por fe; sola Scriptura, solo por las Escrituras; solus Christus, solo a través de Cristo; sola gratia, solo por gracia; y soli Deo Gloria, gloria solo a Dios.

Además de afirmar las cinco solas, la teología reformada promueve una alta visión de la soberanía de Dios, las Doctrinas de la Gracia (también conocidas como calvinismo) y la Gran Comisión de Mateo 28: 19-20. A veces se asocia con la teología del pacto debido a su énfasis en el pacto que Dios hizo con Adán y el nuevo pacto que vino a través de Jesucristo (Lucas 22:20).

La teología reformada enseña que la Biblia es la Palabra de Dios inspirada y autoritativa, suficiente en todos los asuntos de fe y práctica (2 Timoteo 3: 16-17). A diferencia de la doctrina católica romana, los reformadores creían que solo la Biblia enseña todo lo que es necesario para nuestra salvación del pecado y es el estándar por el cual se debe medir todo comportamiento cristiano. Los reformadores también enseñaron que la Biblia, interpretada y aplicada por el Espíritu Santo, es todo lo que se necesita para la vida cristiana.

La teología reformada enseña que Dios es soberano y gobierna con control absoluto sobre toda la creación. Él ha preordenado todos los eventos y, por lo tanto, nunca se siente frustrado por las circunstancias. Dios obra todas las cosas según el consejo de su propia voluntad (Efesios 1:11). Sus propósitos son inclusivos y nunca se frustran (Isaías 46:11), y nada lo toma por sorpresa.

Con respecto a la salvación, la teología reformada enseña que Dios en su gracia y misericordia ha elegido redimir a un pueblo para sí mismo, librándolos del pecado y la muerte. La doctrina reformada de la salvación también se conoce como los cinco puntos del calvinismo, o las Doctrinas de la Gracia. No pretenden ser un resumen completo del calvinismo o la doctrina reformada, sino una exposición de la soberanía de Dios en la salvación para enfrentar los puntos particulares planteados por los seguidores de Jacob Arminio, un teólogo de ese día. Los cinco puntos del calvinismo son los siguientes:

Depravación total: El hombre es completamente impotente espiritualmente en su estado no redimido, está bajo la ira de Dios por su pecado, y de ninguna manera puede agradar a Dios o elegirlo. La depravación total también significa que el hombre no buscará naturalmente a Dios, hasta que Dios por gracia lo impulse a que lo haga (Génesis 6: 5; Jeremías 17: 9; Romanos 3: 10-18).

Elección incondicional: Dios, desde la eternidad pasada, ha elegido salvar a una gran multitud de pecadores (los elegidos), no basado en ningún mérito en los objetos de su gracia y no basado en fe previa (Romanos 8: 29-30; 9: 11- 15; Efesios 1: 4-6, 11-12).

Expiación limitada: también llamada "redención particular". Cristo tomó el juicio por el pecado de los elegidos sobre sí mismo y por lo tanto pagó por sus vidas con su muerte. En otras palabras, no solo hizo posible la salvación: en realidad la obtuvo para aquellos a quienes el Padre había elegido (Mateo 1:21; Juan 10:11; 17: 9; Hechos 20:28; Romanos 8:32; Efesios 5: 25). Si bien su muerte ciertamente pudo salvar a toda la humanidad, es eficaz (aplicada) solo a los elegidos.

Gracia irresistible: En su estado caído, el hombre resiste el amor de Dios, pero la gracia de Dios obra en su corazón y lo hace desear lo que previamente había resistido. La gente viene a Cristo en salvación cuando el Padre los llama (Juan 6:44), y el Espíritu de Dios guía al elegido de Dios al arrepentimiento (Romanos 8:14). La gracia de Dios no dejará de cumplir su obra salvadora en los elegidos (Juan 6:37, 44; 10:16).

Perseverancia de los santos: Cristo asegura a los elegidos que no los perderá y que serán glorificados en el "último día" (Juan 6:39). Aquellos llamados y justificados ciertamente serán glorificados (Romanos 8: 28–39). Dios protege a sus santos de caer; así, la salvación es eterna (Juan 10: 27-29; Efesios 1: 3-14).

La teología reformada enfatiza la necesidad de cumplir la Gran Comisión yendo a todo el mundo a predicar y enseñar para que los elegidos respondan al llamado del Espíritu en sus corazones. Los cristianos están en el mundo para hacer una diferencia, espiritualmente a través del evangelismo y socialmente a través de una vida santa y el humanitarianismo. Otros distintivos reformados incluyen la observancia de los dos sacramentos del bautismo y la comunión, una visión cesacionista de los dones milagrosos (basada en 1 Corintios 13: 8-10) y una visión no dispensacional de la Escritura.

Las iglesias reformadas tienen en alta estima los escritos de Juan Calvino, John Knox, Ulrich Zwingli y Martin Lutero. Las iglesias modernas en la tradición reformada incluyen algunos presbiterianos, como la Iglesia Presbiteriana Reformada de América del Norte (RPCNA), congregacionalistas y algunos bautistas.

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.