www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Qué es el sincretismo?

El sincretismo significa la fusión de dos o más sistemas de pensamiento, y puede aplicarse a la filosofía, la política y la religión. El sincretismo religioso generalmente implica la adición de algunas partes esenciales de una religión a una religión dominante, lo que resulta en un nuevo sistema religioso. Es importante distinguir el sincretismo de la contextualización. Cambiar la forma en que se describe una religión o la forma en que se practica un rito particular para hacerla comprensible para una cultura no es sincretista, ya que no agrega una creencia religiosa extranjera al sistema, ni cambia la creencia original.

El sincretismo ha sido un problema grave a lo largo de la historia cristiana. Los misioneros y los cristianos indígenas han luchado contra la adición de tradiciones locales o tendencias religiosas a la doctrina bíblica, y contra la simple adición de ciertas partes del cristianismo a la religión de una población indígena. Lo primero ocurrió ampliamente en América del Sur, particularmente durante la colonización española, cuando algunas de las prácticas animistas y supersticiosas inherentes a las culturas tribales se agregaron a la religión importada de los colonos. Por otro lado, aquellos que trabajan para difundir el Evangelio a los hindúes y religiones similares a menudo tienen dificultades para explicar por qué Jesucristo es superior a cualquier otra deidad que se pueda agregar a su sistema de creencias politeístas (esto se explica aquí).

El cristianismo no es en modo alguno la única religión que se ocupa del problema del sincretismo. El Islam a menudo se combina con creencias populares en el Medio Oriente. Sistemas como la Nueva Era se mezcla fácilmente con muchas religiones, y un número prácticamente infinito de combinaciones de religiones puede convertirse en cultos y sectas.

El sincretismo es un fenómeno muy desafortunado, particularmente dentro del cristianismo, ya que inevitablemente cambia el Evangelio, el centro de nuestra comprensión de Dios y Su deseo de nuestra salvación. Los principios básicos del cristianismo no deben cambiarse, ya que Jesús dejó muy claro que la salvación y la relación con Dios solo vienen a través de Él: "Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí." (Juan 14: 6).

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.