www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Cuáles son las señales del tiempo del fin?

Uno de los aspectos más intrigantes acerca de Dios es su elección de revelar ocasionalmente a sus seguidores lo que sucederá en el futuro. Él tiene razones muy específicas para hacerlo: una es alentar a aquellos que están pasando por pruebas (Daniel 12:12), y otra es exhortarnos a continuar en Su trabajo (Mateo 25: 29-30). Las profecías de los últimos tiempos dan cuenta de lo que sucederá al final de la historia en la Tierra. Incluyen el Rapto de la iglesia, en donde todos los creyentes son removidos de la tierra, la Tribulación, un período de angustia de siete años cuando Dios juzga el pecado de la humanidad, y el Reino Milenial, donde Cristo reinará como Rey. El Reino Milenial comienza poco después del final de la Tribulación. Pero la Biblia también da una guía en cuanto al momento del Rapto y la Tribulación.

Las profecías sobre el rapto no nos dicen cuándo ocurrirá, ni nos dan ninguna señal en particular ante la cual estar atentos. De hecho, en Mateo 24:36, Jesús dice: "Pero, en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre.". Aunque las señales de la próxima Tribulación pueden ocurrir antes del Rapto (como el restablecimiento de Israel), no hay nada que deba ocurrir antes del Rapto. Todas las referencias pertinentes muestran que la iglesia primitiva aguardaba ansiosamente el regreso de Cristo (Mateo 24:33, 1 Corintios 1: 7, Filipenses 3: 20-21), y no esperando ansiosamente las señales del regreso de Cristo. Aún así, la promesa del Rapto cumple los propósitos de Dios. Primero exhorta a los creyentes a hacer el trabajo que está delante de ellos (1 Pedro 4: 7). Santiago dijo: “Manténganse firmes y aguarden con paciencia la venida del Señor, que ya se acerca." (Santiago 5: 8). Las profecías también nos alientan porque dicen que los creyentes no sufrirán a través de la Tribulación (1 Tesalonicenses 1:10).

Las profecías con respecto a la Tribulación están diseñadas tanto para exhortar (Mateo 25: 1-30) como alentar (Mateo 24:22), pero también dan señales específicas que buscar. Mateo 24: 5-7 registra algunos: "Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos. Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes.". Pero la sección concluye con la advertencia de que estas señales son “apenas el comienzo de los dolores" (Mateo 24: 8). Aunque estas son señales, no sabemos exactamente cuándo ocurrirá la Tribulación. 1 Tesalonicenses 5: 1-11 explica que el día del Señor vendrá "como ladrón en la noche ... como le llegan a la mujer encinta los dolores de parto."

"Guerras y rumores de guerras" han ocurrido por milenios. Terremotos, volcanes y huracanes han golpeado repetidamente nuestro mundo desde mucho antes de que tuviéramos la tecnología para registrarlos. No es posible decir si un desastre natural en particular es una señal específica del próximo tiempo del fin. Sin embargo, hay indicaciones políticas que podemos buscar. El restablecimiento de Israel es una señal poderosa que pocos antes de la década de 1940 podrían haber imaginado. Es un primer paso importante para cumplir la promesa de Dios a Abraham (Génesis 17: 8) y la profecía de que en los últimos tiempos, el templo será reconstruido (Daniel 12:11). Si un líder nacional de Occidente ascendiera al poder y tomara otros tres países, posiblemente podría ser el "cuerno pequeño" de Daniel 7: 8 el cual se cree que es el anticristo. La Biblia también da señales espirituales para buscar. Pablo explicó en 2 Timoteo 3: 1-9 y 2 Tesalonicenses 2: 3 que los últimos días serán difíciles debido al mal al que la gente se aferrará. Y 1 Timoteo 4: 1 dice: "El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas."

Las señales del tiempo del fin son para alentarnos por el hecho de que Dios tenga un plan y que Su plan sea finalmente glorificarse a Sí mismo. Las señales se cumplirán, y Su plan sucederá exactamente como Él lo preordenó para Su propósito perfecto y de acuerdo a Su buena voluntad. "Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Yo digo: Mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo.'" (Isaías 46:10).

Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.