www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Qué dice la Biblia sobre la sanación?

La Biblia ofrece mucha ayuda para comprender la capacidad y los propósitos de Dios para sanar. Primero, está claro que Dios puede sanar de cualquier manera y en cualquier momento que Él desee. Puede sanar instantáneamente (Mateo 8:13) o después de un período de tiempo (Marcos 5: 5; una mujer que ora durante doce años).

En segundo lugar, la Biblia revela que Dios a veces elige no sanar en esta vida. Por ejemplo, cuando Jesús estaba sanando personas en Capernaum, leemos en Lucas 4: 40-43:

“Al ponerse el sol, la gente le llevó a Jesús todos los que padecían de diversas enfermedades; él puso las manos sobre cada uno de ellos y los sanó. Además, de muchas personas salían demonios que gritaban: «¡Tú eres el Hijo de Dios!» Pero él los reprendía y no los dejaba hablar porque sabían que él era el Cristo.

Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar solitario. La gente andaba buscándolo y, cuando llegaron adonde él estaba, procuraban detenerlo para que no se fuera. Pero él les dijo: «Es preciso que anuncie también a los demás pueblos las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto fui enviado."


Jesús sanó a muchos con enfermedades en este relato, pero dejó a otros que aún no habían recibido sanidad. Si bien es posible que no sepamos todas sus razones, es evidente que Dios a veces tiene propósitos para la vida de una persona que incluyen no sanar un problema en particular en el momento o en la forma en que elegiríamos.

¿Por qué Dios a veces no sanaría a una persona? A veces, Dios permite que una persona sufra por el nombre de Cristo. El llamado de Pablo incluía este aspecto del sufrimiento: "Yo le mostraré cuánto tendrá que padecer por mi nombre." (Hechos 9:16). En otras ocasiones, la enfermedad simplemente ocurre como parte de la condición humana imperfecta. Los cuerpos envejecen; los huesos se desgastan. En otras ocasiones, Dios permite la enfermedad como forma de juicio. Por ejemplo, los creyentes corintios que tomaron la Cena del Señor con irreverencia fueron juzgados con enfermedad física e incluso con la muerte (1 Corintios 11:30).

¿Dios todavía sana sobrenaturalmente? Muchos relatos modernos parecen indicar que sí, aunque se debe tener precaución al evaluar tales afirmaciones. Además, la capacidad de Dios para sanar sobrenaturalmente no niega el importante papel de obtener la ayuda médica adecuada en momentos de necesidad. Jesús no habló en contra de los que buscaban ayuda de los médicos (Marcos 5:26) y alentó a veces la asistencia médica (Lucas 10:34).

En resumen, Dios puede sanar y a menudo lo hace. Sin embargo, a veces Dios elige sanar lentamente o incluso no completamente en esta vida, a menudo por razones que no se comprenden en ese momento. Independientemente de cómo Dios elija actuar, podemos confiar en que Él es perfecto en todos Sus caminos y conoce la mejor manera de responder a todos aquellos que acuden a Él en busca de ayuda en su momento de necesidad.

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.