www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Cuál es la doctrina cristiana de la regeneración?

La regeneración es un término teológico también conocido como nacer de nuevo. Tito 3: 5 dice: " […] él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia, sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo".

Este concepto de renacer es de gran importancia en la Biblia. En Juan 3, un maestro religioso judío llamado Nicodemo visitó a Jesús por la noche para aprender más sobre él. Jesús le dijo: "En verdad, en verdad te digo que, a menos que uno nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios" (Juan 3: 3). Cuando Nicodemo cuestionó la idea del renacimiento, Jesús respondió: " —De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús." (versículo 5). "Nacer de nuevo " o "ser regenerado" es comenzar una nueva vida espiritual, una que es de Dios y no de un padre humano.

Otros pasajes afirman esta enseñanza. Efesios 2: 1-2 señala que los no creyentes están "muertos en sus transgresiones y pecados" antes de conocer a Cristo. La salvación de Dios los trae de la muerte a la vida (Efesios 2: 5-6). Nacer de nuevo trae un cambio radical. "Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!" (2 Corintios 5:17).

¿Cómo se lleva a cabo la regeneración? Tanto Juan 3 como Efesios 2 indican que este cambio es el resultado de la fe en Cristo. Así como un bebé no hace nada para nacer en este mundo, no hay trabajo que una persona pueda realizar para renacer espiritualmente. Dios da nueva vida por su gracia a los que confían en Él. Efesios 2: 8-9 dice: "Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte."

Juan 3:16 explica por qué Dios ofrece esta nueva y regenerada vida: "Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna." El amor de Dios lo llevó a dar a Su Hijo en nuestro nombre para que pudiéramos tener vida eterna.

Por supuesto, después de que alguien nace, es hora de crecer. Con razón, estaríamos preocupados por un bebé que permaneciera de tamaño infantil con habilidades infantiles durante años y años. De la misma manera, una persona que ha sido regenerada por el poder del Espíritu Santo debe crecer espiritualmente. El crecimiento sigue naturalmente al nacimiento. "[…] como niños recién nacidos. Así, por medio de ella, crecerán en su salvación," (1 Pedro 2: 2; véase también 2 Pedro 3:18).

También es importante tener en cuenta que el renacimiento espiritual es un evento único. No hay apoyo bíblico para que una persona nazca de nuevo varias veces. Una vez que una persona realmente llega a la fe en Cristo, comienza una nueva vida, que continúa desde ese punto hasta la eternidad futura con el Señor.

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.