www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Qué es una orden religiosa?

Una orden religiosa es un grupo de hombres y mujeres que eligen vivir bajo ciertos votos religiosos establecidos por el líder de esa religión. Las órdenes religiosas son más comunes en la Iglesia Católica Romana, aunque también hay órdenes en la Iglesia Episcopal, la Iglesia Ortodoxa Oriental y otras iglesias litúrgicas.

En el catolicismo, hay órdenes monásticas, que incluyen monjes, monjas y ermitaños; mendicantes, que incluyen frailes; y los canónigos regulares, que son sacerdotes que viven en comunidad y siguen una orden específica pero que están activos en una parroquia. También hay clérigos regulares, que es similar a los canónigos regulares pero con menos restricciones.

Por lo general, aquellos que forman parte de una orden religiosa hacen votos de pobreza, obediencia y castidad. Los votos son a veces para toda la vida, y a veces para un número determinado de años. La mayoría de las órdenes crean rutinas estrictas de meditaciones personales, oraciones, servicio y trabajo.

Las órdenes católicas incluyen a los dominicanos, benedictinos, franciscanos, jesuitas, trapenses y unas treinta y cinco más.

Aunque la mayoría de las órdenes religiosas tienen propósitos admirables y quienes se unen a ellas desean honrar a Dios, la Biblia no llama a los cristianos a separar su existencia de la cultura en general. Considera estas palabras de Jesús:

"Ustedes son la sal de la tierra. Pero, si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee. Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.” (Mateo 5: 13-16).

Muchos en las órdenes religiosas rara vez interactúan con personas "normales" y tienen pocas oportunidades de influir en ellos con el amor y la verdad de Jesús. A los cristianos se les enseña adecuadamente que sus luchas y su forma de vida pueden ser útiles para consolar o ayudar a quienes pasan por lo mismo que hacen los cristianos. 1 Timoteo 4: 2–4 dice que se evite imponer restricciones sobre el matrimonio y los alimentos a los cristianos. No debemos ser "del" mundo, pero todavía estamos "en" él (Juan 17: 14–21).

Jesús no se retiró de la sociedad, sino que participó, comió con algunas de las personas más despreciadas en la cultura, asistió a servicios religiosos, trabajó, caminó y convivió con quienes lo rodeaban. Su patrón era alejarse para pasar tiempo con su Padre temprano en la mañana y en otros momentos cuando podía. La mayoría de su tiempo, como se registra en los Evangelios, estaba interactuando con las personas. Jesús no se recluyó del mundo, sino que interactuó con él y compartió la verdad del evangelio. Es bueno y correcto pasar tiempo a solas con Dios y tener comunión con otros creyentes. Pero las regulaciones de las órdenes religiosas a menudo van mucho más allá de esto, hacia un estilo de vida ascético al que Dios no llama a los creyentes.

Otro problema común en las órdenes religiosas es una tendencia hacia la salvación basada en las obras o la justicia basada en las obras. Es verdad que las cosas que muchos en las órdenes religiosas buscan hacer son cosas buenas, pero no ganamos la salvación ni obtenemos el favor de Dios con ellas. Nuestra salvación se basa únicamente en la gracia de Dios y se recibe a través de la fe en Jesucristo (Efesios 2: 8-10).

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.