www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Cuál es el significado de la expiación sustitutiva?

Todos estamos familiarizados con los sustitutos. Los maestros sustituyen a otros que están enfermos. Los atletas sustituyen cuando otros están lesionados o fatigados o simplemente no juegan bien. Un sustituto es aquel que toma el lugar de otro. Hay una terrible sentencia de muerte sobre la cabeza de cada ser humano. La frase "expiación sustitutiva" significa que Jesucristo murió en lugar de los pecadores como nuestro sustituto para que esa sentencia de muerte pudiera ser anulada. Como todos los hombres están en pecado (Romanos 3: 9-18, 23), merecemos la muerte porque "la paga del pecado es muerte" (Romanos 6:23). Afortunadamente, "la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor." Cualquier persona que crea que Jesús (que es Dios) es capaz y está dispuesto a asumir la sentencia de muerte de esa persona sobre sí mismo, vivirá con Él por la eternidad.

Romanos 6:23 nos enseña dos cosas. Primero, nos dice que sin la expiación sustitutoria de Cristo, no hay duda de que estamos condenados. En la Biblia, la muerte se refiere a la separación. Cuando un cuerpo muere, el alma se separa del cuerpo. Esta es la muerte física que todos experimentamos. Cuando una persona muere sin Jesús, su alma se separa de Dios (muerte espiritual). La muerte espiritual resultará en la eternidad en el infierno, del cual no hay escapatoria. La segunda lección contenida en este versículo es que la vida eterna está disponible a través de Jesucristo para aquellos que creen.

Así es como funciona la sustitución. Jesucristo es Dios (Juan 1: 1-18) y, por lo tanto, es un ser infinito. Nosotros somos seres finitos, creados. Como los pecados que cometemos están en contra de un ser infinito (Dios), el castigo también debe ser infinito. Hay dos formas de llevar a cabo este castigo. O un ser infinito debe morir una vez para pagar por los pecados (la cruz), o los seres finitos deben pagar por sus pecados infinitamente (infierno). Jesús se ofreció amorosamente y murió en nuestro lugar cuando fue crucificado en la cruz. Este era un ser infinito que hacía un pago único por los pecados que satisfacían los requisitos de Dios (Hebreos 10:10, 14). Cuando esto sucedió, "Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios." (2 Corintios 5:21). Se habla de esta expiación nuevamente, en 1 Pedro 3:18, "Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios. Él sufrió la muerte en su cuerpo, pero el Espíritu hizo que volviera a la vida".

El Antiguo Testamento también contiene profecías que hablan de esta expiación sustitutoria, y sobre el Mesías venidero que moriría para traernos la paz. Las profecías contenidas en el Antiguo Testamento detallan cada aspecto de su muerte, vida terrenal y resurrección. En Isaías 53: 5 encontramos la expiación claramente expuesta: "Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados."

Lamentablemente, muchas personas aún se niegan a creer y pagarán el precio de su propio pecado en el infierno por toda la eternidad. Pero sabemos que el propio Hijo de Dios, Jesucristo, vino a la tierra para pagar los pecados de todos los que creen. No hay otra opción más importante. Hebreos 3:15 dice: "Si ustedes oyen hoy su voz, no endurezcan el corazón como sucedió en la rebelión." En este momento, mientras vives y la expiación sustitutiva está disponible para ti, es el momento de arrepentirte del pecado y creer en su amor.

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.