www.CompellingTruth.org/Espanol

Ya que hay tantas religiones diferentes; ¿Cómo saber cuál es la correcta?

Nuestro mundo incluye muchas religiones. ¿Hay alguna que se destaque entre todas las demás, o son todas caminos igualmente válidos de espiritualidad? Teniendo en cuenta las preguntas cruciales que la religión pretende responder, preguntas de vida, muerte y eternidad, encontrar la religión correcta es de suma importancia.

Primero, debemos reconocer que las afirmaciones de verdad de varias religiones pueden ser evaluadas. En otras palabras, si una religión afirma que comenzó en un determinado momento y lugar, se puede utilizar la investigación histórica para determinar si la afirmación es correcta.

En segundo lugar, debemos estar abiertos a donde conduce la evidencia, incluso cuando conduce a un lugar que no se ajusta a nuestro sesgo preconcebido. Por ejemplo, algunas personas dicen que no creen en lo sobrenatural, pero ¿qué sucede cuando surge un milagro como la mejor solución a la evidencia? A menos que estemos abiertos respecto a hacia donde nos conduce la evidencia, nuestras decisiones estarán determinadas por nuestro sesgo más que por lo que es verdad.

Tercero, las religiones se evalúan con base en evidencia acumulativa. En términos técnicos, esto significa que las ideas religiosas se evalúan inductivamente en lugar de deductivamente. En pocas palabras, la creencia en Dios no se decide de la misma manera que una ecuación matemática. En cambio, la evidencia se compila y se toma una decisión con respecto a qué religión es la más probable. Al final, la fe siempre es un componente, aunque la evidencia es de gran importancia.

En el caso de las religiones, la evaluación de las afirmaciones de verdad limita rápidamente el número de religiones que posiblemente podrían ser verdad. ¿Por qué? Toda la evidencia científica apunta a un origen único de toda la materia, el espacio y el tiempo (algunos lo llaman el Big Bang). Según esta información, un único Diseñador inteligente es la explicación más probable de la evidencia científica. Las religiones que afirman que este mundo es una ilusión, o que hay múltiples dioses o diosas, o que cada uno de nosotros somos un dios, o que no hay un dios, todos pueden ser eliminados rápidamente respecto a ser tomados en cuenta.

Las tres religiones monoteístas principales que aceptan a un solo dios monoteísta como su cosmovisión son el judaísmo, el cristianismo y el islam. El judaísmo acepta las enseñanzas de los 39 libros del Antiguo Testamento (también llamados la Biblia hebrea) construidos sobre la base de Génesis 1: 1: "Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra." El cristianismo también acepta este punto de vista, agregando que Jesús es el Hijo de Dios y también fue parte de este acto divino de creación (Juan 1: 1). El libro sagrado del Islam, el Corán, también acepta un Dios Creador llamado Alá (Sura 59:24).

Además de un Diseñador Inteligente que involucra a un solo dios, debemos mirar los escritos sagrados de estas tres religiones para determinar qué mensaje es más preciso al comunicar ideas que puedan evaluarse. Esto incluye tanto el contenido de la escritura como la transmisión de la escritura.

El libro sagrado del Islam, el Corán, se describe como una revelación de Alá a su profeta, Mahoma. Escrito durante un período de aproximadamente 23 años a partir del 610, estos escritos fueron compilados y declarados como el libro autorizado del Islam. Sin embargo, generalmente se señalan dos críticas clave con respecto a su precisión y autoridad.

Primero, muchos pasajes en el Corán contradicen otros pasajes en el Corán. Para manejar estas diferencias, los eruditos musulmanes recurren a los escritos posteriores como la última palabra en el asunto. En otras palabras, cada vez que dos enseñanzas no parecen consistentes, la que se escribió más tarde es la que se debe seguir. Sin embargo, la falla en esta afirmación es que la escritura inspirada podría ser incorrecta. En otras palabras, ¿cómo puede el Corán afirmar ser la palabra inspirada y perfecta de Alá y, sin embargo, tener inconsistencias que tuvieron que ser corregidas o actualizadas por una revelación posterior?

Segundo, el Corán usa muchos nombres y relatos del Antiguo y Nuevo Testamento y cambia los detalles para ajustarse a su sistema de creencias. Para justificar estos cambios, se afirma que los escritos del Antiguo y Nuevo Testamento fueron "corrompidos" y el Corán interpreta estos eventos históricos correctamente. Sin embargo, el hecho de que los escritos bíblicos sean altamente precisos en su transmisión a lo largo de la historia y verificados por la historia externa desacredita esta acusación. Por ejemplo, los musulmanes afirman que el hijo "bendecido" de Abraham fue Ismael en lugar de Isaac. Jesús fue un profeta pero no el Hijo de Dios y no resucitó de entre los muertos. ¿Qué evidencia histórica se usa para hacer estos cambios monumentales?

¿Qué pasa con el judaísmo? Tanto el judaísmo como el cristianismo aceptan el Antiguo Testamento como la Palabra de Dios, y el cristianismo también incluye los 27 libros del Nuevo Testamento como revelación de Dios. La diferencia clave entre los dos es que el judaísmo rechaza a Jesús como el Mesías predicho, también llamado el Hijo de Dios.

Externamente, la precisión de los escritos del Antiguo y Nuevo Testamento es fuerte, con más de 25.000 puntos de arqueología ratificados en sus páginas. Figuras bíblicas clave se encuentran repetidamente en otras fuentes históricas, afirmando la precisión general de la escritura. Además, existen miles de copias tempranas de los documentos bíblicos, con gran consistencia entre ellos, lo que ilustra que el contenido se ha transmitido a lo largo de los siglos con un alto grado de precisión.

Veamos ahora específicamente las afirmaciones del cristianismo. Una pregunta importante de quienes investigan el Nuevo Testamento se centra en los milagros y la resurrección de Jesús. Esencialmente, si Jesús murió y regresó de la muerte, entonces Él cumple las profecías del Antiguo Testamento y es Dios. Si no, el cristianismo no puede ser una verdadera religión.

En 1 Corintios 15, el apóstol Pablo establece cuatro hechos que declaró como de "primera importancia" con respecto a las buenas nuevas de que Jesús es el Hijo de Dios y demostró ser Dios mismo (parte de la Trinidad que consiste en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; no "tres dioses" como los musulmanes generalmente arguyen). Estos incluyen:

-Jesús murió (v. 3)

-Jesús fue enterrado (v. 4)

-Jesús regresó a la vida (v. 4)

-Jesús se apareció a muchos testigos oculares (vv. 5-8)

Los historiadores fuera de los escritos del Nuevo Testamento han verificado la muerte de Jesús en una cruz. Josefo, un historiador judío del primer siglo, mencionó su muerte como un hecho histórico. Incluso hoy, casi todos los eruditos del período de tiempo del primer siglo afirman que Jesús vivió y fue documentado como muriendo en una cruz fuera de Jerusalén aproximadamente entre los años 30-33 d.C.

La evidencia para el entierro de Jesús también incluye un amplio apoyo, tanto en el Nuevo Testamento como en la historia externa. Su cuerpo fue enterrado en una tumba propiedad de José de Arimatea, un conocido líder judío que era miembro del consejo judío (Juan 19:38). Un segundo testigo, Nicodemo, también un miembro respetable de la cultura religiosa judía, se le unió (Juan 19:39). Históricamente, la ubicación de la tumba era conocida por los discípulos, las mujeres que se acercaron a la tumba el tercer día, los líderes judíos y romanos involucrados en el complot para matar a Jesús, y los primeros cristianos que viajaron para visitar la tumba. De hecho, la ubicación de la tumba nunca fue discutida. La controversia era si Jesús había resucitado como lo enseñaron los discípulos y los primeros testigos presenciales.

Tercero, la resurrección de Jesús el domingo después de su muerte es el más controvertido de estos cuatro elementos esenciales enseñados por Pablo. Por un lado, fue un acto sobrenatural. Esos prejuicios contra los milagros generalmente descartan esta posibilidad basándose en este prejuicio preconcebido. Además, si es que fuese cierto, la conclusión fue que Jesús es Dios es algo que muchos eligen no creer, nuevamente debido a prejuicios personales. Sin embargo, una mirada a la evidencia apunta hacia el escenario probable de que Jesús regresó a la vida.

Las principales líneas de evidencia incluyen: se conocía la ubicación de la tumba, lo que significa que no había disputas sobre dónde se había colocado el cuerpo de Jesús. Además, los guardias y los líderes judíos hicieron circular una historia de que los seguidores de Jesús habían robado el cuerpo en lugar de encontrar el cuerpo para refutar el relato. Aquellos que custodiaron la tumba (probablemente 16 guardias basados en la descripción) no habrían puesto en peligro sus propias vidas para permitir que el cuerpo de Jesús fuera tomado por los seguidores de Cristo. Además, los discípulos se sorprendieron de la tumba vacía, lo que significa que no habían estado involucrados en planes para robar el cuerpo. Además, se había rodado una gran piedra desde la puerta de la tumba, algo que habría requerido que varios individuos fornidos lo hicieran, o que fuese una resurrección sobrenatural. El cuerpo de un Jesús muerto nunca salió a la superficie, y no ofrece evidencia específica de lo contrario. Nuevamente, los eruditos de hoy en la antigua historia del Cercano Oriente generalmente afirman que la tumba estaba vacía. La pregunta es: "¿Qué le pasó a Jesús?"

Finalmente, consideramos a los testigos oculares. Jesús apareció después de su resurrección en varias ocasiones, comenzando con María fuera de la tumba. Jesús también se le apareció a su medio hermano Santiago, un hombre que anteriormente había sido escéptico (Juan 7: 5), pero Santiago más tarde sirvió como un líder clave en el movimiento cristiano primitivo. ¿Qué cambió? Se afirmó que había visto a Jesús resucitado, llamándolo el "glorioso Señor Jesucristo" (Santiago 2: 1). Quizás lo más importante, Pablo escribió en 1 Corintios 15: 6 que Jesús se "... apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen." El término "duermen" se refiere a algunas personas que ya habían muerto desde entonces.

¿Podría Pablo referirse a más de 500 personas que habían sido testigos oculares respecto a Jesús cuando escribieron solo unos 25 años después a lectores que podrían haber desacreditado fácilmente este mensaje si hubiera sido inexacto? No es probable. Podía escribir estas palabras con confianza debido a su firme creencia de que las palabras eran ciertas.

Una nota final que afirma el poder de la resurrección de Cristo es la dedicación de sus primeros seguidores. La tradición dice que todos (menos uno) de los doce apóstoles murieron por su fe. El apóstol Pablo fue decapitado en Roma por su creencia de que Jesús estaba vivo y que Jesús era Dios. Las personas pueden morir por varias causas en las que creen, pero las personas difícilmente morirían por algo que saben que no es cierto. Estos primeros cristianos creían en el Jesús resucitado lo suficiente como para seguir sus creencias hasta la muerte.

Si Jesús ha resucitado, entonces Jesús es Dios. Si él es Dios, el Creador de todas las cosas, entonces lo que dice acerca de la religión es cierto, independientemente de lo que otros puedan decir. Él declaró en Juan 14: 6: "Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí." En otras palabras, Jesús afirma ser la única forma de conocer a Dios. Mientras que algunos dirían que tal afirmación es arrogante, la verdad es que no es arrogante si es verdad. No es arrogante afirmar dos más dos es igual a cuatro porque es una afirmación verdadera. Si lo que Jesús dice acerca de sí mismo es cierto, entonces es importante saberlo y aceptarlo.

Para resumir, comenzamos preguntando: "Con todas las diferentes religiones, ¿cómo puedo saber cuál es la correcta?" Al evaluar las afirmaciones de verdad, podemos determinar qué afirmaciones son más probables. Según la evidencia observable, una religión basada en un solo Dios creador es la opción más convincente. De las tres religiones principales con un solo Dios, solo el cristianismo presenta un testimonio convincente de testigos oculares tanto en sus escritos sagrados como en evidencia histórica externa para afirmar que Jesús es Dios. Si la resurrección de Jesús es verdadera, entonces el resultado sería que el cristianismo es la religión correcta. Jesús mismo afirma que es el camino, no es un camino, y Él desafía a los que buscan la verdad para que lo miren a él.

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.