www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Cuál es la importancia de los devocionales familiares?

Dios instruyó a la nación de Israel en Deuteronomio 6: 6–9: "Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades."

Aunque estos mandamientos específicos no se aplican a los creyentes de hoy, este pasaje deja en claro que la intención de Dios es que los padres enseñen a sus hijos acerca de Dios y Sus caminos. La Palabra de Dios debe ser siempre nuestra guía en la vida y el centro de nuestros hogares.

Efesios 6: 4 dice: "Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor." Una forma en que enseñamos esta verdad a nuestros hijos es uniéndonos como familia para estar en la Palabra de Dios y orar juntos.

Proverbios 22: 6 da esta sabiduría: "Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará." Como padres que aman a Dios y creen en Él, queremos ayudar a nuestros hijos a llegar a amarlo y creerle. Dedicar tiempo a los devocionales familiares todos los días les mostrará a nuestros hijos que Dios es el centro de nuestras vidas, pasar tiempo con Él es nuestra prioridad y que deseamos hacer Su voluntad. Queremos mostrarles que Dios también puede ser el centro de sus vidas. También queremos que vean cómo Dios los guía a través de la vida en su comunidad, escuelas, familia y decisiones. Estar en la Palabra nos alimenta con todo lo que necesitamos, desde consejos, sabiduría, hasta Su salvación. Nos establece con una base sólida y un lugar al que acudir en tiempos de pruebas, tribulaciones y alabanzas.

Los devocionales familiares son un momento maravilloso para conversar con tus hijos. A medida que lees la Palabra de Dios, puedes analizar las formas en las que es relevante para sus vidas. Por ejemplo, algunas de sus discusiones podrían incluir las formas en que el carácter de Dios se aplica a nuestras actitudes y comportamientos. Asegúrate de hablar no solo de los comportamientos problemáticos, sino también de los positivos. Sus discusiones también pueden incluir preguntas sobre cómo y por qué el mundo funciona como lo hace. Es posible que se encuentren hablando sobre sus relaciones con los demás y las formas en que el carácter de Dios y Sus mandamientos ayudan a transformarlos. Estas discusiones pueden ayudar a tus hijos a ver que la Palabra de Dios es "viva y poderosa" (Hebreos 4:12) y "útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3: 16b – 17).

Los devocionales familiares ayudan a crear una base firme para el crecimiento espiritual de tus hijos. Al practicar las disciplinas espirituales de leer la Palabra de Dios y orar juntos, tú ayudas a entrenar a tus hijos para que lleven estas prácticas con ellos a lo largo de la vida. También los estás ayudando a aprender la verdad de la Palabra de Dios y a llegar a conocerlo mejor. Cuando nos sumergimos en la Palabra de Dios, estamos enseñando a nuestros hijos que Dios los ama y se preocupa por ellos y por nosotros sin descanso. Cuando oramos, les estamos mostrando a nuestros hijos que tenemos acceso a un Dios que es santo, amoroso y capaz de satisfacer nuestras necesidades. Nuestros devocionales familiares probablemente desafiarán nuestra fe y también contribuirán a nuestro crecimiento espiritual.

Los devocionales familiares también nos ayudan a conectarnos de manera significativa con nuestros hijos en medio de un mundo a veces agitado. Tomar tiempo para hacer una pausa y enfocarnos juntos en Dios es la dulce intimidad del compañerismo cristiano. El apartar un tiempo en familia también puede servir como un tiempo para relacionarse unos con otros. Al compartir nuestras peticiones de oración o discutir cómo la Palabra de Dios se aplica a nuestras vidas, estamos compartiendo nuestras vidas. Dedicar este tiempo a concentrarse en tus hijos y en Dios puede ayudar a fortalecer tu relación con tu hijo.

Los devocionales familiares no tienen por qué ser elaborados. Puedes mantenerlos tan simples como leer un pasaje que se relacione con problemas que puedas estar enfrentando en tu familia, leer cierto libro de la Biblia o comprar libros devocionales apropiados para las edades de los niños. Puedes incluir tiempo para adorar con música si lo deseas. No hay un período fijo de duración para los devocionales, pero puedes estar seguro de que pronto descubrirán que esta experiencia será un momento de alegría al hacerlo juntos. Al final de su tiempo juntos, oren por la bondad de Dios en su familia, por peticiones de amigos y familiares, y por Su guía en sus vidas. Recuerda también alabar a Dios por sus respuestas a sus oraciones. Crea un ambiente que sea tranquilo, amoroso y memorable, uno que tus hijos quieran imprimir en la vida de sus hijos.

"Más bien, crezcan en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡A él sea la gloria ahora y para siempre! Amén." (2 Pedro 3:18).

Copyright 2011-2022 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.