www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Por qué un hindú debería considerar convertirse en cristiano?

Como hindú, tienes una gran reverencia por tus sagradas escrituras. Crees en un Ser Supremo, mundos más allá de este mundo y el ciclo de vida que incluye la reencarnación. Aceptas la creencia en el karma y el respeto por otras religiones. Como hindú, es probable que sea importante para tí aprender más sobre los mundos más allá de este mundo y comprender mejor lo que ocurre el momento después de que su vida termine en esta existencia.

Por ejemplo, ¿reencarnarás en otra forma de vida, tu espíritu simplemente dejará de existir o el cielo o el infierno te esperan? Esta importante pregunta merece atención, ya que las consecuencias afectan esta vida y podrían ser eternas. Sería imprudente decir que tal discusión es indigna o sin importancia.

¿Dónde podemos encontrar respuestas sobre la vida después de esta existencia? Las escrituras hindúes de los Vedas ofrecen algo de ayuda a los hindúes. Sin embargo, la fe cristiana ofrece una comprensión más completa desde la Biblia, un libro revelado por el Dios Creador. Consideremos por un momento sus enseñanzas sobre la cuestión de lo que sucede después de la muerte.

La Biblia enseña: "Y así como cada persona está destinada a morir una sola vez y después vendrá el juicio." (Hebreos 9:27).

¿Sobre qué base tiene lugar este juicio? Si bien muchas religiones enseñan que una persona debe seguir ciertas reglas o rituales para lograr el favor de Dios, la Biblia es clara en que ninguna persona puede cumplir con los estándares de Dios para ganar su favor. Toda persona ha pecado o hecho cosas malas y, por lo tanto, es imperfecta y está separada de Dios. Romanos 3:23 señala: "Pues todos han pecado y están privados de la gloria [o perfección] de Dios". Nuestros pecados nos hacen merecedores de la separación eterna de Dios: "Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor." (Romanos 6:23).

¿Captaste la última parte del versículo? ¡Nuestros pecados merecen la muerte, ¡pero Dios nos ofrece un don gratuito! ¿Qué es este don gratuito de Dios? Es la vida eterna. Dios ofrece una eternidad perfecta con Él después de esta vida, pero no es automática. Para recibir el don de Dios de la vida eterna, debemos creer en el Hijo de Dios, Jesucristo. Juan 3:16 enseña: "Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna." Jesús, Dios encarnado, no tenía pecado y murió como sacrificio por nuestros pecados. Luego resucitó de entre los muertos, demostrando que es Dios y conquistando el poder del pecado y la muerte. Romanos 10: 9 dice: "Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo."

¿Cómo puedes creer en Jesús y recibir esta vida eterna? No depende de ninguna de tus obras; recibir a Jesús como Salvador es por fe. Efesios 2: 8-9 enseña: "Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte." La gracia de Dios, o el favor inmerecido, cambia nuestras vidas. Cuando creemos en Jesús, no solo somos bienvenidos al cielo cuando morimos, sino que experimentamos significado y propósito en la vida en la tierra. ¡Y todo esto es un don gratuito, basado en la obra de Jesús y no en nuestras obras!

¿Estás dispuesto a depositar tu fe en Jesucristo como tu Salvador y recibir este regalo gratuito de vida eterna? Puedes hacerlo ahora mismo. No hay una oración especial o fórmula a seguir. ¿Recuerdas Romanos 10: 9? Todo lo que se requiere es que "[confieses] con tu boca que Jesús es el Señor y [creas] en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, [y] serás salvo." (Romanos 10: 9). Si crees en Jesús, puedes confesárselo a Él a través de la oración. La siguiente es una muestra de cómo puedes orar para aceptar a Jesucristo como su Salvador:

"Querido Dios, me doy cuenta de que soy un pecador y que nunca podría alcanzar el cielo por mis propias buenas obras. En este momento pongo mi fe en Jesucristo como el Hijo de Dios que murió en mi lugar y resucitó de los muertos para darme vida eterna. Por favor perdona mis pecados y ayúdame a vivir para ti. Gracias por aceptarme y darme la vida eterna ".

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.