www.CompellingTruth.org/Espanol

¿De qué manera las creencias sobre la creación impactan al resto de la teología?

La conexión principal entre la creación y el resto de la teología es la cuestión de la autoridad de las Escrituras. Si comenzamos a cuestionar la precisión de Génesis 1, ¿qué impide que el resto de la Biblia sea inmune al mismo destino? Si el milagro de la creación no es algo que podamos aceptar racionalmente, ¿por qué es racional aceptar el milagro de la resurrección de Jesús?

Hay tres puntos de vista, dentro del cristianismo, de la doctrina de la creación. El primero es que todo el universo fue creado en seis días de 24 horas. El segundo es "Día-Era", que dice que cada período de 24 horas fue en realidad un lapso de tiempo más largo e indeterminado. El tercero es la "Hipótesis del Marco", que presenta el relato de la creación como un marco metafórico por el cual se interpreta el resto de la Biblia.

Que el mundo fue creado en seis días de 24 horas ha sido la opinión común entre los cristianos durante siglos. Pero, con la popularidad de la teoría de la evolución y el debate entre la creación y la evolución, han surgido otros puntos de vista. Ciertamente, no queremos creer una opinión sobre otra basada en la tradición o la opinión popular, ni queremos ignorar la evidencia válida. Si bien creemos que la perspectiva de seis días de 24 horas es la más bíblica y también es científicamente sólida, la del Día-Era y la Hipótesis del Marco pueden estar dentro de los límites de la ortodoxia cristiana. La intención de este artículo no es discutir los diversos puntos de vista, sino dar una idea de por qué las perspectivas sobre la creación son importantes.

Como se indicó anteriormente, si no podemos tomar Génesis literalmente, ¿qué nos lleva a tomar el resto de la Biblia al pie de la letra? Si cedemos en los primeros capítulos de Génesis, los cuales preparan el escenario para el resto de la narración bíblica, ¿cómo podemos afirmar que la Biblia es verdadera y relevante para hoy? Cuando hablamos de creación y evolución, con demasiada frecuencia extrañamos que el debate no solo hable de los orígenes de nuestro mundo, sino también de la forma en que entendemos nuestra fe cristiana.

Tenga en cuenta que a lo largo de la Biblia, el relato de Génesis se entiende como si verdaderamente hubiera sucedido. Jesús se refirió a Adán y Eva como personas literales que fueron creadas hombre y mujer "en el principio" (Mateo 19: 4). Claramente, Jesús creía el relato literal de la creación y la existencia literal de Adán y Eva. Además, Pablo usó el Adán literal como una prueba teológica de salvación, diciendo: "De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir"(1 Corintios 15: 21–22). La caída de la humanidad es el resultado de las acciones de Adán y Eva (Génesis 3; Romanos 5:12). Sin un Adán literal, no habría ningún pecado literal. Sin pecado literal, no hay salvación literal, ni hay necesidad de un Salvador literal.

De esta manera, todo el marco del cristianismo depende de la apropiada interpretación del Génesis. Es común, debido al conflicto que se desata entre el cristianismo y la evolución, que los cristianos retrocedan y permitan la posibilidad de que la Biblia esté equivocada acerca de la creación. Pero estas doctrinas son interdependientes, y hacer esto es tirar de los hilos que mantienen unidas las Escrituras y, en última instancia, arriesgarse a desarticular el evangelio mismo.

Copyright 2011-2022 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.