www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Habla la Biblia acerca de la confirmación cristiana?

La confirmación generalmente se define como la práctica en las iglesias católicas o anglicanas a través de la cual un joven se convierte en miembro oficial de la iglesia y se cree que tiene una aceptación personal y madura de su fe. Algunas tradiciones incluyen un nombre de confirmación. En las tradiciones católica romana y anglicana, la confirmación también figura como uno de los siete sacramentos.

¿Aborda la Biblia el tema de la confirmación? La Escritura guarda silencio sobre el ritual. Un individuo se convierte en cristiano por la gracia de Dios al creer en Jesús en fe (Efesios 2: 8-9). Esto incluye creer en Jesús como el Hijo de Dios que resucitó de los muertos y aceptarlo como Señor (Romanos 10: 9). Los que creen son llamados al bautismo en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu (Mateo 28: 18-20), identificándose como parte de la familia de Dios. No se menciona ningún proceso formal de la iglesia para "confirmar" la propia fe.

¿El silencio de la Biblia significa que la confirmación es incorrecta o pecaminosa? No necesariamente. La confirmación se desarrolló en la historia de la iglesia para ofrecer una manera estandarizada para ayudar a los jóvenes a tener fe en Jesús y convertirse en miembros participantes de la iglesia. No es muy diferente a muchos de los cursos de membresía de la iglesia que se encuentran hoy en las iglesias protestantes. Sin embargo, no es el proceso lo que hace que una persona se convierta en creyente, sino que la salvación es por gracia a través de la fe en Jesucristo.

Las personas a veces pueden pensar erróneamente que son cristianos porque han completado el proceso de confirmación (o una clase de membresía de la iglesia). Sin embargo, es por gracia que somos salvos por la fe. Ninguna clase o confirmación puede reemplazar este requisito.

Además, nuestra salvación es confirmada por las acciones en nuestra vida, no por un ritual. 1 Juan 1 señala que si hemos creído, caminaremos en la luz. 2 Pedro 1: 10-11 enseña: "Por lo tanto, hermanos, esfuércense más todavía por asegurarse del llamado de Dios, que fue quien los eligió. Si hacen estas cosas, no caerán jamás, y se les abrirán de par en par las puertas del reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo."

Nuestra salvación será finalmente confirmada en el futuro. "[Esperamos] con ansias que se manifieste nuestro Señor Jesucristo. Él los mantendrá firmes hasta el fin, para que sean irreprochables en el día de nuestro Señor Jesucristo." (1 Corintios 1: 7-8). Al final, "Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir" (Apocalipsis 21: 4).

Copyright 2011-2021 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.