www.CompellingTruth.org/Espanol

¿Acaso Dios aborrece?

Si Dios es amor (1 Juan 4:8, 16), ¿cómo puede odiar? A primera vista puede parecer contradictorio, pero la Biblia también dice que Dios "aborrece". Por ejemplo, el Salmo 5:5 dice: "Los insensatos no estarán delante de tus ojos; aborreces a todos los que hacen iniquidad". En Oseas 9:15 parece que Dios odia a algunos, diciendo: "Toda su maldad comenzó en Gilgal; allí comencé a aborrecerlos".

Este tema del odio también se encuentra en el Antiguo Testamento en cuanto a las acciones de los demás. En Isaías 61:8, el Señor dice: "Yo, el Señor, amo la justicia, pero odio el robo y la iniquidad". Jeremías 44:4 añade: "No hagáis esta cosa abominable que yo aborrezco". En Amós 5:21, Dios dice: "Aborrecí, abominé vuestras solemnidades, y no me complaceré en vuestras asambleas". Amós 6:8 declara: "Abomino la grandeza de Jacob, y aborrezco sus palacios". Zacarías 8:17 señala: "ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso; porque todas estas son cosas que aborrezco, dice el Señor".

En el Nuevo Testamento, Jesús mismo menciona que aborrece la obra de los nicolaítas, diciendo: "Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco" (Apocalipsis 2:6). La obra de los nicolaítas no queda muy clara, pero sin duda se trata de algún tipo de acto malvado que Jesús desprecia.

Así que Dios es amor, pero a veces aborrece a otros, odia ciertas acciones, e incluso Jesús odia el mal. ¿Cómo puede Dios ser amor y al mismo tiempo mostrar odio? No es difícil entender por qué Dios aborrece el mal. El pecado y el mal son contrarios a Su naturaleza.

Pero, ¿qué hay de que Dios aborrezca a las personas? En primer lugar, es posible que el significado hebreo de "aborrecer" no se traduzca de la misma manera que en español. La idea podría ser más bien la de "despreciar" o "estar en contra". Entendido así, los dos pasajes del Antiguo Testamento mencionados anteriormente pueden entenderse como que Dios odia las acciones malas y se opone a los que las realizan.

Además, a pesar de que Dios está en contra del pecado humano, Su amor por todos es evidente. Juan 3:16 dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna". El amor de Dios se extiende a todas las personas y ha sido demostrado a través del sacrificio de Jesús. Romanos 5:8 explica: "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros". 2 Corintios 5:21 nos recuerda: "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él". 1 Juan 4:9-10 lo expresa así: "En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados". Juan 3:18 dice: "El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios".

El Salmo 7:11 afirma que "Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días". Sin embargo, Su ira contra el pecado humano no niega ni contradice Su amor por todas las personas. 2 Pedro 3:9-10 nos da una perspectiva útil: "El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas".

Copyright 2011-2023 Got Questions Ministries - All Rights Reserved.