¿Qué demuestra el principio antrópico?

El principio antrópico es simplemente la observación de que las características del universo, desde el tamaño de las galaxias hasta el funcionamiento de las partículas subatómicas, son peculiarmente adecuadas para la vida en la Tierra. Es una expresión de un hecho que la ciencia está obligada a explorar. Hay diversas variaciones del principio, cada una tratando de ahondar en el tema de la existencia de la vida sin sumergirse demasiado en la filosofía. Aunque la palabra "antrópico" se refiere a los humanos, su uso es un nombre inapropiado; el principio se aplica igualmente a cualquier forma de vida consciente.

El Principio Antrópico Débil: "En la medida que podamos observar el universo, el universo debe ser propicio para nuestra existencia y nuestra capacidad para observarlo". Aunque la lógica de esta variación es circular, esta es la versión más respetada. Explica que podemos observar nuestro universo porque solo aquellos que han adaptado la capacidad de observar su entorno podrían hacerlo.

El Principio Antrópico Fuerte: "El universo tenía que tener un carácter que permitiera desarrollar la vida en algún momento". Lo "fuerte" en este caso no significa que el argumento sea fuerte, sino que el énfasis "antrópico" es fuerte. Científicamente, esta versión no tiene sentido; es lo que se llama una afirmación teleológica: sugiere un objetivo predeterminado que define el desarrollo del universo. La única forma en que el universo podría haber sido dotado con la condición previa para la vida es si alguien fuera del universo lo hizo así.

El Principio Antrópico Participativo: "El universo debe ser conducente a observadores vivos porque solo puede existir si se lo está observando". Este principio intenta aplicar la teoría cuántica a toda la realidad. Desafortunadamente, la aparente influencia de la observación sobre el carácter y la posición solo se ha observado en partículas subatómicas, no en objetos tan grandes como estrellas o planetas o gotas de agua.

El Principio Antrópico Final: "El procesamiento inteligente de la información debe existir en el Universo y, una vez que exista, nunca desaparecerá". Esto es parte de una teoría más amplia que dice que la vida inteligente se apoderará de todo el universo, forzará su colapso en un solo punto y usará la habilidad infinita resultante para completar los cálculos para resucitar a los muertos. En general, no es aceptado por la mayoría de los científicos.

Sin embargo, aunque se describe el principio, resalta un misterio increíble: una y otra vez, los científicos aprenden nuevas formas en las que una leve variación microscópica en física, astronomía o geología alteraría la Tierra y haría la vida imposible. Aquí hay algunas de las muchas formas en que el universo parece estar hecho a la medida para la vida en la Tierra.

La Tierra: la inclinación del eje de la tierra asegura no solo una temperatura óptima, sino que la temperatura se normalizará sobre la superficie del planeta. Si el período de rotación de la Tierra fuera más largo, la diferencia de temperatura entre la noche y el día sería demasiado drástica; si es más corto, el viento atmosférico sería demasiado rápido. Si la gravedad de la Tierra fuera más fuerte, la atmósfera retendría demasiado amoníaco y metano; si fuera más débil, perdería demasiada agua. El "brillo" o albedo de la atmósfera de la Tierra también es vital. Si la tierra reflejara demasiada luz solar, la temperatura de la superficie se enfriaría y se formarían glaciares extensos; si retuviese demasiada luz solar, la atmósfera caerá en un efecto invernadero.

Los Océanos: la luna está justo a la distancia correcta de la tierra para afectar las mareas. Si la luna estuviera más lejos, el agua estancada no podría mantener la vida vegetal; si estuviera más cerca, las mareas cubrirían demasiada tierra. Los terremotos bajo el agua ocurren en la cantidad justa para dispersar los nutrientes que se encuentran en el lecho marino sin destruir demasiado la vida del océano. La salinidad del océano es también una característica clave; si el océano no fuera salado, el hielo se formaría con mayor facilidad, reflejando el calor hacia el espacio y manteniendo al planeta en una era de hielo permanente.

Ciclo del agua: la Tierra está situada a la distancia correcta del sol para garantizar que el agua pueda existir en estado sólido, líquido y gaseoso. Más cerca, el agua herviría, posiblemente creando un efecto invernadero que calentaría la temperatura en la superficie como la de Venus. Si la Tierra estuviera más alejada del Sol, el agua se congelaría, haciendo que la vida vegetal fuera casi imposible. La tasa de precipitación también está finamente ajustada. Una tasa mayor erosionaría el suelo arable que necesitan las plantas; una tasa menor evitaría que el agua llegue a esas plantas y evitaría que los nutrientes alcanzaran el océano, donde la vida marina depende de ellos.

El sistema solar: si nuestro sol fuera más rojo o más azul, las plantas no podrían usar la luz solar para la fotosíntesis. El campo magnético del sol está perfectamente alineado para protegernos de los rayos cósmicos, pero no genera un flujo de rayos X demasiado alto. Incluso las posiciones y tamaños de los gigantes gaseosos son imprescindibles. Si estuvieran más cerca o fueran más grandes, afectarían catastróficamente la órbita de la Tierra alrededor del sol; si fueran más pequeños o estuvieran más alejados, no causarían que tantos cometas y asteroides se desviaran de ingresar al interior del sistema solar.

Estos y cientos de otros ejemplos de "ajuste fino" muestran que nuestro universo es particularmente adecuado para la existencia y la continuación de la vida. Cientos de constantes, desde la carga de un electrón hasta la masa del sol, están exactamente donde deben estar. Cualquier desviación de incluso una de estas constantes, y la vida no sería posible.

Hay varias explicaciones posibles para la casualidad de que criaturas inteligentes vivan en un universo adecuado para la vida. Una es que es casualidad que nuestro universo se haya desarrollado de esa manera. Otra es alguna ley científica desconocida que lo hizo inevitable, aunque esto no explica cómo esta ley fundamental es tan antrópica. Una opción muy popular en los círculos científicos es que en realidad hay billones y billones de universos donde todos difieren de alguna manera, y vivimos en uno que conduce a la vida porque los otros son inhabitables. El Principio Antrópico Participativo sugiere que solo pueden existir universos con el potencial de desarrollar formas de vida conscientes. Otra teoría es que nada de esto es real, y todos vivimos en algún tipo de realidad virtual (aunque esto no hace nada para describir la realidad del equipo de realidad virtual).

La Biblia tiene otra explicación. Dice que Dios creó el universo y todo lo que hay en él (Génesis 1). Él creó el universo para que nosotros viviéramos, y Él nos creó para gobernar y cuidar el universo. En Job 38, Dios enumera específicamente su participación en la creación:

¿Dónde estabas cuando puse las bases de la tierra? ¡Dímelo, si de veras sabes tanto! ¡Seguramente sabes quién estableció sus dimensiones y quién tendió sobre ella la cinta de medir! ¿Sobre qué están puestos sus cimientos, o quién puso su piedra angular mientras cantaban a coro las estrellas matutinas y todos los ángeles gritaban de alegría? ¿Quién encerró el mar tras sus compuertas cuando este brotó del vientre de la tierra? ¿O cuando lo arropé con las nubes y lo envolví en densas tinieblas? ¿O cuando establecí sus límites y en sus compuertas coloqué cerrojos? ¿O cuando le dije: “Solo hasta aquí puedes llegar; de aquí no pasarán tus orgullosas olas”?...

¿Quién abre el canal para las lluvias torrenciales, y le da paso a la tormenta, para regar regiones despobladas, desiertos donde nadie vive, para saciar la sed del yermo desolado y hacer que en él brote la hierba? ...

¿Acaso puedes atar los lazos de las Pléyades, o desatar las cuerdas que sujetan al Orión? ¿Puedes hacer que las constelaciones salgan a tiempo? ¿Puedes guiar a la Osa Mayor y a la Menor? ¿Conoces las leyes que rigen los cielos? ¿Puedes establecer mi dominio sobre la tierra?
(Job 38: 4-11, 25-27, 31-33).

Romanos 1: 19-20 dice que el poder de Dios y su naturaleza divina se muestran claramente en Su creación. No necesitamos gimnasia intelectual para explicar por qué el universo es apropiado para que la vida exista. Los atributos invisibles de Dios son evidentes en Su creación. Él quiere que tengamos vida abundante (Juan 10:10). No es de extrañar que diseñe un universo que lo haga posible.



Verdad relacionados:

¿Cuál es la importancia del creacionismo bíblico?

¿El creacionismo es científico?

Creación vs. evolución - ¿Qué dice la Biblia?

Complejidad irreducible - ¿Qué es?

¿Qué significa que Dios es el Creador?


Volver a:
La verdad sobre la visión del mundo
Copyright 2011-2019 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. principio antropico
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?