¿Por qué muere la gente?

Simplemente, la gente muere debido a la realidad del pecado. Cuando Adán y Eva cometieron lo que se conoce como "pecado original" en el jardín del Edén, introdujeron el quebrantamiento en el mundo. Ese quebrantamiento incluye la muerte, como Dios había advertido en Génesis 2:17. Dios dijo que la gente volvería a la tierra, "Porque polvo eres, y al polvo volverás" (Génesis 3:19).

Romanos 6:23 nos dice claramente: "la paga del pecado es muerte". Romanos 5:12 dice: "Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron." Ahora, todos estamos manchados, todos listos para la destrucción y la muerte, debido al pecado.

Adán y Eva no murieron físicamente en el momento, pero sí experimentaron la muerte espiritual de inmediato, una ruptura en su estrecha relación con Dios. Así como ahora todos estamos sujetos a la muerte física, todos nacemos espiritualmente muertos. Nuestra comunión prevista con Dios se interrumpe, para cada persona (Efesios 2: 1). Sin embargo, Dios tiene una respuesta para eso. Debido a su gran deseo de relación con las personas, hizo un camino para restaurar esa relación.

"Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él. El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios." (Juan 3: 16-18). El otro extremo de la "paga del pecado es muerte" en Romanos 6:23 dice "la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor."

Jesús eliminó la ley del pecado y la muerte para establecer la ley del Espíritu (Romanos 8: 2). Jesús es completamente humano y también completamente Dios. Vivió una vida sin pecado, murió en la cruz para pagar la pena por nuestro pecado, y luego resucitó de entre los muertos victorioso. Es a través de poner nuestra fe en Jesús que tenemos una relación con Dios: la vida espiritual. Jesús también nos da la existencia eterna. Aquellos que confían en Él aún morirán físicamente, pero cuando lo hagan, se unirán con Dios en el cielo (2 Corintios 5: 8). Y más allá de eso, serán resucitados y se les darán cuerpos imperecederos.

1 Corintios 15: 20–26 lo resume bien: "Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron. De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir, pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; después, cuando él venga, los que le pertenecen. Entonces vendrá el fin, cuando él entregue el reino a Dios el Padre, luego de destruir todo dominio, autoridad y poder. Porque es necesario que Cristo reine hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies. El último enemigo que será destruido es la muerte."



Verdad relacionados:

¿Qué es la muerte espiritual? ¿Qué significa estar espiritualmente muerto?

¿Cuál fue el efecto de la caída en la humanidad?

¿El alma humana es mortal o inmortal?

¿Cuál es la santidad de la vida? ¿Por qué los cristianos creen en la santidad de la vida?

Si Dios sabía que la caída iba a suceder, que Satanás se rebelaría y Adán y Eva pecarían, ¿por qué los creó?


Volver a:
La verdad sobre la humanidad






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe