Con todos sus desafíos, ¿por qué incluso considerar el matrimonio?

La estructura de Dios para el matrimonio, a pesar de lo que el mundo pueda decir, sigue siendo el pilar de la sociedad. La Biblia nos dice que Dios ve el matrimonio como un compromiso de por vida entre un hombre y una mujer en una relación que honra a Dios. Hebreos 13: 4 dice: "Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal ..." A menudo se dice que Dios instituyó el matrimonio en el jardín del Edén, y así lo hizo. La primera pareja casada fue Adán y Eva. El matrimonio ha sido el diseño de Dios para la familia desde entonces.

Debido a que Dios diseñó a los hombres y mujeres, Él sabe que un compromiso de por vida proporciona estabilidad, seguridad y esperanza dentro del matrimonio. Ese compromiso se expresa a través de votos a Dios y a la novia y el novio en una ceremonia de matrimonio.

Dios dice que el hombre y la mujer son creados a Su imagen, por lo tanto, el reflejo más completo de Él en la tierra es el vínculo de por vida de un hombre y una mujer (Génesis 1: 27–31). Su propósito inicial del matrimonio entre un hombre y una mujer que honran a Dios era producir más hombres y mujeres que honran a Dios. Cuando los hombres y las mujeres entran en un matrimonio que honra a Dios, producen una imagen de la relación entre Cristo y la iglesia (Efesios 5: 22–32).

Dios sabe, y los sabios entienden, que las personas cambian con el tiempo. Pero el matrimonio tiene que ver con el compromiso. El compromiso de un esposo y su esposa de amarse mutuamente es crucial para mantener un matrimonio unido a través de esos cambios, a través de dificultades y desafíos, y a través de décadas de muchas circunstancias.

El matrimonio no pretende ser un arreglo temporal y auto-gratificante. El matrimonio es principalmente honrar a Dios y luego servir a su cónyuge durante toda la vida. A través de ese desinterés, cada cónyuge encontrará alegría y gozo. El papel de una persona en un matrimonio no es principalmente ser amado, sino amar.

El matrimonio tiene muchos desafíos, pero también es una unión en la que el esposo y la esposa pueden sentirse plenamente aceptados y seguros. Es una relación que Dios usa para animar a su pueblo y para mostrar su amor por ellos. Es un lugar donde el esposo y la esposa pueden experimentar y dar verdadero amor ágape. También es una relación que Dios usa para santificar a los creyentes. Eso no quiere decir que todo cristiano deba casarse. Algunas personas no deberían (1 Corintios 7). Tanto el matrimonio como la soltería son regalos de Dios. Los cristianos reflejan a Dios en ambas situaciones de la vida.

Cuando una persona decide contraer matrimonio, lo hace por fe (2 Corintios 5: 7). Con la ayuda de Dios, el matrimonio puede ser una base sólida a través de las tormentas de la vida. También con la ayuda de Dios, los matrimonios pueden mantenerse fuertes e incluso crecer en medio de circunstancias difíciles, desilusiones, cambios, enojo, errores e incluso desastres.



Verdad relacionados:

¿Qué enseña la Biblia sobre el matrimonio?

¿Cuál es el propósito del matrimonio?

¿Cuándo es el momento adecuado para el matrimonio?

En el matrimonio, ¿cómo se convierten los dos en una sola carne?

¿Qué significa dejar y unirse?


Volver a:
La verdad sobre el matrimonio






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe