¿Qué dice la Biblia sobre ser pobre?

Para entender la postura de la Biblia sobre ser pobre, es útil mirar primero lo que dice la Biblia sobre ser rico. La riqueza a menudo se considera negativa porque puede convertirse en un ídolo que actúa como una barrera entre las personas y Dios. Había un joven rico y justo que le preguntó a Jesús qué tenía que hacer para ir al cielo. El hombre declaró que obedecía todos los mandamientos de Dios; Jesús dijo que debería vender todas sus posesiones y seguirlo. Sin embargo, el joven estaba triste porque valoraba mucho su riqueza. En respuesta, Jesús dijo a sus discípulos: "¡Qué difícil es para los ricos entrar en el reino de Dios!" (Marcos 10:23). Esto no quiere decir que la riqueza sea mala; Dios bendijo grandemente a los israelitas con riquezas materiales a lo largo de la historia. Sin embargo, Dios no quiere que las riquezas sean más importantes para las personas que Él y sabe que las riquezas pueden llevar fácilmente a muchas personas al pecado.

En consecuencia, la Biblia dice: "Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece." (Mateo 5: 3). La pobreza física actúa como una metáfora de la pobreza espiritual de nuestras almas sin Dios. Las personas que son pobres en cosas materiales pueden enriquecerse espiritualmente a través de una relación con Dios. Asimismo, las personas que son ricas materialmente pueden ser pobres espiritualmente. Jesús mismo vino al mundo pobre y nunca tuvo riquezas materiales (Mateo 8:20). Se humilló a sí mismo al convertirse en hombre para darnos acceso a la riqueza espiritual de la eternidad con Dios. 2 Corintios 8: 9 dice: "Ya conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que, aunque era rico, por causa de ustedes se hizo pobre, para que mediante su pobreza ustedes llegaran a ser ricos."

La referencia bíblica de ser pobre no se refiere tanto a cuánto tenemos o no tenemos, sino a la importancia que damos a nuestras posesiones mundanas. Dios quiere que estemos dispuestos a renunciar a estas posesiones que son solo temporales y que, en cambio, nos enfoquemos en lo que es eterno. En las palabras de Jesús: "Pues donde tengan ustedes su tesoro, allí estará también su corazón." (Lucas 12:34).

Como cristianos, también se nos instruye en la Biblia a cuidar a los necesitados. Se nos dice que proveamos para sus necesidades físicas y que se les defienda porque no están en condiciones de defenderse por sí mismos (Proverbios 3: 27-28; 31: 8-9).

No obstante, la Biblia afirma que la pobreza puede ser negativa cuando es el resultado de malas decisiones. Las personas pueden caer en la pobreza si son perezosas (Proverbios 24: 33–34), si van tras búsquedas vanas (Proverbios 28:19) y toman malas decisiones mientras ignoran los sabios consejos (Proverbios 13:18). A lo largo de las Escrituras está claro que las personas deben trabajar duro y buscar sabiduría (Colosenses 3:23; Proverbios 13: 4; 4: 6–7). También está claro que ni la pobreza ni la riqueza son una indicación segura del favor o el desagrado de Dios.



Verdad relacionados:

¿Cómo puedo encontrar paz mental?

¿Qué dice la Biblia sobre la esperanza del cristiano?

¿Da consejos la Biblia sobre cómo administrar tus finanzas?

¿Cuál es la clave para experimentar gozo en la vida cristiana?

¿Qué significa para los cristianos estar en el mundo pero no ser parte del mundo?


Volver a:
La verdad sobre diferentes temas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe