¿Qué dice la Biblia sobre los pecados de omisión?

La gente a veces habla de pecados de comisión y pecados de omisión. Los pecados de comisión son aquellas acciones pecaminosas que se realizan de manera proactiva. Mentir o robar son ejemplos de pecados de comisión. Un pecado de omisión es un pecado que ocurre por no hacer algo que es correcto. Los ejemplos podrían incluir no orar, no defender lo que es correcto o no compartir a Cristo con los demás. Santiago 4:17 se usa a menudo como un versículo clave sobre los pecados de omisión: "Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace." Este tema general proporciona la base para el concepto de un pecado de omisión.

En Lucas 10:30-37, Jesús da un claro ejemplo de un pecado de omisión en el relato del buen samaritano. Dos hombres diferentes se toparon con un hombre herido a quien le habían robado y se encontraba tirado a un lado de la carretera. Ambos hombres pasaron sin ayudar. Un tercer hombre se detuvo y ayudó, demostrando ser quien hizo lo correcto. Los dos hombres que no ayudaron podrían considerarse como aquellos que cometieron un pecado de omisión.

Mateo 25 ofrece otro ejemplo con respecto al pecado de omisión. Los versículos 44-45 señalan: "Ellos también le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, o como forastero, o necesitado de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?” Él les responderá: “Les aseguro que todo lo que no hicieron por el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron por mí”. Aquí Jesús indica claramente que nuestra falta de acción puede ser considerado pecaminoso.

1 Juan 3: 17-18 ofrece otro ejemplo más: "Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él? Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad." Juan ordenó a los que siguen a Jesús que vivan de maneras que muestren este amor a los demás.

Mateo 5:16 ofrece una razón importante por la cual los cristianos deben actuar de manera que ayuden a otros y no cometan pecados de omisión: "Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo." Tales acciones traen gloria a Dios y le muestran a Dios a quienes aún no lo conocen. Gálatas 6: 9 agrega: "No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos."

El apóstol Pablo dejó claro que no debemos ser conforme al mundo, sino más bien transformados a través del poder del Espíritu Santo: "No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta."(Romanos 12: 2). Esta actitud y las acciones correspondientes son vitales para evitar los pecados de comisión y los pecados de omisión.



Verdad relacionados:

¿Qué dice la Biblia sobre los pecados de comisión?

¿Por qué todos los pecados son en última instancia contra Dios?

¿Hay peligro en el pecado no confesado?

Las consecuencias del pecado - ¿Qué son?

¿Cuál es la verdad sobre la salvación?


Volver a:
La verdad sobre el pecado






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe