¿De qué manera es la paz parte del fruto del Espíritu Santo?

El fruto del Espíritu (los efectos que el Espíritu Santo tiene en la vida de un creyente) generalmente se refiere a nuestras relaciones con los demás. Entre otras características, Gálatas 5: 22-23 enumera el amor, la paciencia, la amabilidad, la bondad y la humildad, todo lo cual debe expresarse hacia un objeto. No es suficiente ser bondadoso en el corazón, uno debe mostrar bondad hacia los demás.

La paz no es una excepción. La paz bíblica es más que el cese de las hostilidades. Es armonía, seguridad, amabilidad y tranquilidad relacional. Los seres humanos son incapaces de crear tales condiciones, como lo demuestra la observación de cualquier noticiero durante cinco minutos. Solo Dios puede establecer la paz.

La paz de Dios comienza cuando Dios hace la paz entre Él y la humanidad. Un verdadero estado de paz requiere la unidad de al menos dos partes. También requiere sacrificio ya que el interés propio está subordinado al bien de la relación. La paz entre los hombres y Dios no es diferente. La contribución de Dios fue enviar a Jesús, el Príncipe de Paz (Isaías 9: 6) a entregar su vida (Isaías 53: 5). Cuando nos arrepentimos y respondemos con fe al don de Dios, Él nos salva y nace la paz (Romanos 5: 1).

Cuando dos personas están en paz con Dios, también estarán en paz entre sí. Jesús dijo a los setenta discípulos: "Cuando entren en una casa, digan primero: “Paz a esta casa”. Si hay allí alguien digno de paz, gozará de ella; y, si no, la bendición no se cumplirá."(Lucas 10: 5-6). Si el dueño de la casa tuviera paz con Dios, naturalmente estaría en paz con el mensajero de Dios. Romanos 14: 13-19 muestra que aquellos que valoran el reino de Dios vivirán en paz. Y Efesios 2:14 dice que Jesús es más que un simple ejemplo de paz o la persona que la otorga; Él es nuestra paz.

La paz de Dios guardará nuestro corazón y nuestra mente durante los tiempos de angustia (Filipenses 4: 7). Es una paz diferente a todo lo que el mundo puede dar y es el antídoto contra el miedo y la ansiedad (Juan 14:47). Juan 16:33 dice: "Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo." La paz con Dios supera el conflicto en el mundo.

Romanos 8: 6 explica exactamente de dónde viene la paz: "La mentalidad pecaminosa es muerte, mientras que la mentalidad que proviene del Espíritu es vida y paz." Es la "perfecta paz" según Isaías 26: 3. Cuando permitamos que el Espíritu desarrolle fruto en nosotros, tendremos una verdadera paz con Dios y con los demás.



Verdad relacionados:

¿Qué es el fruto del Espíritu?

¿De qué manera es el amor parte del fruto del Espíritu Santo?

¿De qué manera el gozo es parte del fruto del Espíritu Santo?

¿De qué manera es la paciencia parte del fruto del Espíritu Santo?

¿De qué manera la amabilidad es parte del fruto del Espíritu Santo?

¿De qué manera es la bondad parte del fruto del Espíritu Santo?

¿De qué manera es la fidelidad parte del fruto del Espíritu Santo?

¿De qué manera es la mansedumbre parte del fruto del Espíritu Santo?

¿De qué manera es el dominio propio parte del fruto del Espíritu Santo?


Volver a:
La verdad sobre el Espíritu Santo







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe