¿Cuáles son los diferentes pactos en la Biblia?

Los pactos son una característica importante de la enseñanza de la Biblia. Siete pactos específicos se revelan en las Escrituras. Estos siete pactos se dividen en tres categorías: condicional, incondicional y general. Los pactos condicionales se basan en ciertas obligaciones y requisitos previos; si no se cumplen los requisitos, se rompe el pacto. Los pactos incondicionales se hacen sin condiciones y se mantendrán independientemente de la fidelidad o infidelidad de una de las partes. Los pactos generales no son específicos de un grupo de personas y pueden involucrar a una amplia gama de personas.

El pacto condicional mencionado en las Escrituras es el Pacto Mosaico; las bendiciones que otorga dependen de la adhesión de Israel a la Ley. Los pactos incondicionales mencionados en la Biblia son los pactos abrahámico, palestino y davídico, donde Dios promete cumplirlos independientemente de otros factores. Los pactos generales mencionados son los pactos adánico, noético y el nuevo, que son de alcance global. Cada uno de estos pactos se enumera a continuación en orden bíblico con una breve descripción:

1. Pacto Adánico: Se encuentra en Génesis 1: 26-30 y 2: 16-17, este pacto es de naturaleza general. Incluía la orden de no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, pronunció una maldición por el pecado y habló de una provisión futura para la redención del hombre (Génesis 3:15).

2. Pacto Noético: Este pacto general se hizo entre Dios y Noé después de la salida de Noé, su familia y los animales del arca. Se encuentra en Génesis 9:11: "Este es mi pacto con ustedes: Nunca más serán exterminados los seres humanos por un diluvio; nunca más habrá un diluvio que destruya la tierra." Este pacto incluía una señal de la fidelidad de Dios para guardarlo: el arco iris.

3. Pacto Abrahámico: Este pacto incondicional, hecho por primera vez a Abraham en Génesis 12: 1-3, prometió la bendición de Dios sobre Abraham, para hacer su nombre grande y hacer de su progenie una gran nación. El pacto también prometió bendición a quienes bendijeron a Abraham y maldecir a quienes lo maldijeron. Además, Dios prometió bendecir al mundo entero a través de la simiente de Abraham. La circuncisión era la señal de que Abraham creía en el pacto (Romanos 4:11). El cumplimiento de este pacto se ve en la historia de los descendientes de Abraham y en la creación de la nación de Israel. La bendición mundial vino a través de Jesucristo, quien era de la línea familiar de Abraham.

4. Pacto Palestin: Este pacto incondicional, que se encuentra en Deuteronomio 30: 1-10, señaló la promesa de Dios de dispersar a Israel si desobedecían a Dios, y luego restaurarlos más tarde en su tierra. Este pacto se ha cumplido dos veces, con el cautiverio babilónico y la posterior reconstrucción de Jerusalén bajo Ciro el Grande; y con la destrucción de Jerusalén en el año 70 DC., seguido de la reinstauración de la nación de Israel en 1948.

5. Pacto Mosaico: Este pacto condicional, que se encuentra en Deuteronomio 11 y en otros lugares, prometía a los israelitas una bendición por la obediencia y una maldición por la desobediencia. Gran parte del Antiguo Testamento narra el cumplimiento de este ciclo de juicio por el pecado y la bendición posterior cuando el pueblo de Dios se arrepentía y regresaba a Dios.

6. Pacto Davídico: Este pacto incondicional, que se encuentra en 2 Samuel 7: 8-16, prometía bendecir la línea familiar de David y aseguraba un reino eterno. Jesús es de la línea familiar de David (Lucas 1: 32-33) y, como el Hijo de David (Marcos 10:47), es el cumplimiento de este pacto.

7. Nuevo pacto: Este pacto, que se encuentra en Jeremías 31: 31-34, prometía que Dios perdonaría el pecado y tendría una relación cercana e ininterrumpida con su pueblo. La promesa se hizo primero a Israel y luego se extendió a todos los que vienen a Jesucristo con fe (Mateo 26:28; Hebreos 9:15).

Si bien no todos los eruditos de la Biblia están de acuerdo en cada detalle con respecto a estos pactos bíblicos, está claro que Dios ha hecho ciertas promesas. Algunas de sus promesas son para todas las personas, y algunas se limitan a Israel. Todas las promesas de Dios se basan en quién es Él y en su plan para el mundo. Bajo el Nuevo Pacto, que Jesús selló con Su propia sangre, a todos se les ofrece la salvación por gracia mediante la fe. " Y todo el que invoque el nombre del Señor será salvo" (Hechos 2:21).



Verdad relacionados:

¿Qué es la Teología del Pacto?

¿Cuál es el nuevo pacto?

¿Qué es el dispensacionalismo?

¿Cuáles son las siete dispensaciones?

¿Cuál es el concepto de revelación progresiva en relación con la salvación?


Volver a:
La verdad sobre la teología







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe