¿Por qué es importante orar por nuestros líderes?

La Biblia da ejemplos de personas que oraron por sus líderes, como los profetas del Antiguo Testamento y la iglesia del Nuevo Testamento. La Biblia también nos da órdenes específicas para orar por nuestros líderes.

1 Timoteo 2: 1–4 dice: "Así que recomiendo, ante todo, que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos, especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna. Esto es bueno y agradable a Dios nuestro Salvador, pues él quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad."

Romanos 13: 1 nos dice que las autoridades gubernamentales son establecidas por Dios. Se espera que los honremos. En parte, podemos honrarlos orando por su bienestar. También queremos que nuestras autoridades de gobierno nos guíen bien. Pueden hacer esto mejor con la ayuda de Dios, así que oramos por ellos. Salomón le pidió a Dios sabiduría para poder liderar bien (1 Reyes 3). Ciertamente esperamos que nuestros líderes estén orando por sabiduría para sí mismos, pero sabemos que no todos nuestros líderes reconocen y siguen a Dios. E incluso cuando lo hacen, agregar nuestras oraciones a las de ellos es beneficioso. Dios puede usar a cualquier líder, ya sea que ese líder crea en Él o no, así que oramos para que nuestras autoridades gobernantes conozcan a Dios y también tengan Su sabiduría para llevar a cabo los deberes de sus cargos.

Por supuesto, hay muchos líderes en nuestras vidas que no son parte del gobierno. Deberíamos estar orando por aquellos que nos guían en la iglesia (Efesios 6: 18–20) y aquellos que nos sirven en los departamentos de policía, escuelas y en el trabajo. Los líderes de todo tipo necesitan el apoyo y la guía de Dios.

Los líderes en la iglesia tienen una cantidad extra de estrés y responsabilidad (Santiago 3: 1). Los honramos y demostramos gratitud al levantarlos en oración. Oramos por su bienestar, por sus familias, por buen ánimo, para que conozcan la paz y la alegría de Dios, y para que tengan el discernimiento y la sabiduría de Dios. También podemos orar por la efectividad de sus ministerios en traer gloria a Dios.

Todos los líderes se benefician de la oración. Cuando oramos por cualquiera de nuestros líderes, podemos pedirle a Dios que les conceda dirección, discernimiento y sabiduría (Santiago 1: 5). Ore para que sus líderes conozcan a Jesús como su Salvador. Ore para que sus decisiones honren a Dios y atraigan a otros a honrarlo.

También podemos orar por protección para nuestros líderes de los esquemas del enemigo. "Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales." (Efesios 6:12).

También debemos orar por los miembros de la familia de nuestros líderes, quienes a menudo ayudan a soportar la carga del liderazgo. Ore también para que sus líderes tengan amigos piadosos que los apoyen y los alienten.

A menudo es más fácil orar por un líder con el que naturalmente estamos de acuerdo o con quien creemos que está liderando bien. Es más difícil orar por un líder con el que luchamos. Pero estamos llamados a orar por nuestros líderes independientemente de nuestros sentimientos personales hacia ellos. Puede pedirle a Dios que lo ayude a respetar y honrar a sus líderes incluso en medio de sus desacuerdos con ellos.

Orar por nuestros líderes trae gloria a Dios. Nos ayuda a comprender y agradecer sus sacrificios y la responsabilidad que tienen. La oración también reconoce que Dios es la máxima autoridad. Cuando oramos por nuestros líderes, le pedimos a Dios que equipe a los hombres y mujeres que Él ha puesto en autoridad sobre nosotros para llevar a cabo Sus propósitos.



Verdad relacionados:

¿Qué tipos de oración se mencionan en la Biblia?

¿Qué es la oración intercesora?

¿Cómo se supone que debemos orar?

¿Por qué orar? ¿Cuál es el propósito de la oración?

¿Qué se puede aprender de las oraciones que Jesús oró?


Volver a:
La verdad sobre la oración







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe