¿La Biblia habla sobre orar a los ángeles?

La Biblia es clara en que la oración solo se debe dar a Dios. Cuando los discípulos de Jesús le preguntaron cómo orar, comenzó con las palabras: "Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre" (Mateo 6: 9). En ningún momento Jesús promueve ni permite la oración a nadie que no sea Dios mismo.

Esta enseñanza es consistente con lo que se encuentra en el Antiguo Testamento. Éxodo 20: 3 ordenó: "No tengas otros dioses además de mí". El versículo 5 agrega: "No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso."

En el libro de Daniel, a sus tres amigos Sadrac, Mesac y Abednego se les ordenó adorar la imagen del rey o enfrentar la muerte en un horno de fuego. Estaban tan comprometidos con la perspectiva divina de no adorar ni orarle a nadie más que a Dios que estaban dispuestos a morir por ello. Cuando el rey los arrojó al horno, Dios mostró su aprobación de su fe al rescatarlos ilesos (Daniel 3).

Daniel también enfrentó la muerte por orar solo a Dios. En un esfuerzo por descalificar a Daniel del liderazgo del gobierno, sus oponentes recomendaron que el rey firmara una ley que dijese que la gente solo podía orarle al rey durante los siguientes 30 días. Los que le oraren a cualquier otro dios serían arrojados al foso de los leones. Daniel se negó a orar al rey o dejar de orarle a Dios. Nuevamente, Dios mostró su aprobación de la elección de Daniel al salvarlo milagrosamente de leones hambrientos (Daniel 6).

Cuando Jesús enfrentó la tentación del diablo, se le ofreció autoridad sobre todas las naciones del mundo si se inclinaba ante Satanás. Jesús respondió: "[…] escrito está: ‘Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él’" (Mateo 4:10). Jesús claramente enseñó que solo Dios era digno de adoración o de nuestras oraciones.

¿Por qué la tradición católica romana alienta las oraciones a los ángeles? Este punto de vista se basa en Tobit 12:15, un libro encontrado en los Apócrifos que es aceptado en la Biblia Católica pero no por los protestantes. Este versículo dice: "Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que están al servicio del Señor y que pueden entrar ante su presencia gloriosa." Esto a menudo se combina con Apocalipsis 8: 2-4 que menciona a los ángeles y las oraciones de los santos de la mano del ángel delante de Dios (Nota: Este pasaje no dice que la gente debe orar a los ángeles).

Sin embargo, este punto de vista contrasta directamente con muchos otros pasajes bíblicos que ordenan que la oración se haga solo a Dios. Los ángeles son siervos de Dios, pero no pueden interceder por nosotros ante Dios. Nuestras oraciones pueden hacerse directamente a Dios. Hebreos 4: 14-16 nos asegura: "Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos." Jesús es nuestro único mediador ante Dios el Padre. También nos ha dado el Espíritu Santo para vivir con nosotros (Juan 14: 15-31; 16: 5-15) e interceder por nosotros (Romanos 8: 26-27). Somos llamados a orar sin cesar ante nuestro Señor (1 Tesalonicenses 5:17), algo que no puede suceder si también oramos a los ángeles.



Verdad relacionados:

¿Qué son los ángeles según la Biblia?

¿La Biblia dice cómo son los ángeles?

¿Hay ángeles entre nosotros?

¿Qué tipos de oración se mencionan en la Biblia?

¿Por qué orar? ¿Cuál es el propósito de la oración?


Volver a:
La verdad sobre ángeles y demonios






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe