¿Qué es la oración de Jabés?

La oración de Jabés se encuentra en 1 Crónicas 4: 9-10: "Jabés fue más importante que sus hermanos. Cuando su madre le puso ese nombre, dijo: «Con aflicción lo he dado a luz». Jabés le rogó al Dios de Israel: «Bendíceme y ensancha mi territorio; ayúdame y líbrame del mal, para que no padezca aflicción». Y Dios le concedió su petición.” Una cosa interesante acerca de este pequeño segmento de las Escrituras es su ubicación, justo en medio de un largo registro genealógico. El registrador hace una pausa en su lista de patrimonio para proporcionar más información sobre Jabés, probablemente porque su vida fue tan notable.

Nacido en dolor y marcado con un nombre que suena como la palabra hebrea para "dolor", el futuro de Jabés no parecía especialmente brillante. Sin embargo, oró a Dios con confianza. Él solicitó la bendición de Dios, la ampliación del territorio, la mano (o guía) de Dios y la protección de Dios. Jabés pidió específicamente que Dios lo mantuviera alejado del dolor que su nombre implicaba. Quería vivir una vida marcada por Dios, no marcada por el dolor del mundo. ¡Y Dios concedió las peticiones de Jabés!

Nosotros también podemos acercarnos a Dios con confianza (Hebreos 4: 14-16) y pedir su bendición, expansión de nuestra influencia, guía y protección (Mateo 6: 9-13; 6: 32-33; Santiago 1: 5). Todo esto es para la gloria de Dios.



Verdad relacionados:

¿Qué tipos de oración se mencionan en la Biblia?

¿Por qué orar? ¿Cuál es el propósito de la oración?

¿Cuál es la importancia de la oración diaria en la vida de un cristiano?

¿Cómo ora una persona en el nombre de Jesús?

¿Cómo sé si estoy orando de acuerdo a la voluntad de Dios?


Volver a:
La verdad sobre la oración







Buscar:



Navegación

Acerca

Fe