¿Qué es el mitismo?

Aplicado a las discusiones sobre religión, el mitismo es la creencia de que el hombre Jesucristo, descrito en la Biblia, no existió en ningún sentido significativo. Algunos mitistas afirman que cualquier persona del primer siglo llamada Jesús no tenía nada que ver con el cristianismo. Otros declaran que tal persona nunca existió en absoluto, por lo que la persona descrita en la Biblia es completamente ficticia. Ambas versiones del mitismo son rechazadas por la comunidad académica incluidas, de manera bastante intencionada, fuentes seculares e incluso antirreligiosas. Como tal, el mitismo está más estrechamente relacionado con la pseudociencia y las teorías de la conspiración que con el escepticismo religioso legítimo.

El mítico se basa en gran medida en dos premisas principales: que el Nuevo Testamento es completamente inútil como registro de cualquier evento del mundo real, y que no hay suficientes menciones de Jesús en fuentes "seculares" para establecer su existencia. Otra postura muy común del mitismo es la sugerencia de que las creencias cristianas sobre Jesús fueron directamente adaptadas (robadas) de otras historias mitológicas más antiguas.

Los eruditos seculares a menudo no están de acuerdo hasta que grado aceptar afirmaciones en particular respecto al Nuevo Testamento. Asimismo, debaten la utilidad de ciertas referencias extrabíblicas. Y, por supuesto, no todos los eruditos seculares están de acuerdo hasta qué grado (si es que hubo) hubieran tenido ciertos mitos anteriores en el desarrollo del cristianismo. Sin embargo, el grado al cual algunos mitistas aceptan tales sugerencias es rechazado como absurdo por la gran mayoría de los historiadores.

Al igual que con las teorías de la conspiración, la pseudociencia del mitista puede ser difícil de discutir racionalmente. La forma más sencilla de desacreditar tales afirmaciones es simplemente aplicar la lógica mitista a otras figuras de la historia antigua. Como han señalado incluso los eruditos seculares o ateos, tal enfoque requeriría que los mitistas dudaran de la existencia de incontables miles de otras figuras históricas cuyas vidas están en realidad menos atestiguadas que la de Jesús.

Como tal, el mitista ocupa un lugar interesante y vergonzoso en las conversaciones sobre religión. Ésta es una crítica al cristianismo tan carente de apoyo empírico y tan completamente refutada, que incluso los profesores universitarios y autores considerados hostiles al cristianismo la descartan como una tontería. Esto no le ha impedido que exista un pequeño y dedicado grupo de seguidores, pocos de los cuales demuestran interés en discusiones más profundas sobre estos temas. Las objeciones basadas en el mitismo se encuentran entre las pocas que, esencialmente, pueden descartarse de plano como defectuosas e irracionales.



Verdad relacionados:

¿Quién es Jesucristo?

¿Existió Jesús?

¿Cuáles son los mejores argumentos a favor de la divinidad de Jesucristo?

¿Cuál es el significado de la humanidad de Jesús?

La misión de Jesús - ¿Cuál fue?


Volver a:
La verdad sobre creencias falsas






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe