La misión de Jesús - ¿Cuál fue?

La misión fundamental de Jesús en la tierra fue cumplir el plan de Dios "buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:10). Él era consciente de su propósito, incluso desde una edad temprana (Lucas 2:49), e intencionalmente se propuso cumplirlo. Cristo sabía que el plan de Dios para Él era morir en la cruz como expiación por el pecado de aquellos que ponen su fe en Él y resucitar de entre los muertos victorioso sobre el pecado y la muerte. Entonces, hacia el final de su vida, Jesús se dirigió deliberadamente a Jerusalén, donde moriría (Lucas 9:51).

Cristo vino para salvar a los pecadores, para comer con ellos, hablar con ellos y mostrarles el amor de Dios (Lucas 5:32). De hecho, a menudo se le criticaba por pasar demasiado tiempo con los "pecadores", aquellos quienes los líderes religiosos (que eran justos ante sus propios ojos) habían desechado. Jesús no solo pasó tiempo con esas personas sino que también las buscó, porque su misión era salvar a aquellos que necesitaban salvación. Durante el ministerio de Jesús, Él intencionalmente se propuso mostrar a estos marginados el perdón y ofrecerles una nueva vida. Los ejemplos de que Cristo pasó tiempo con y perdonando a los pecadores se encuentran en todos los evangelios. Jesús salvó a la mujer que fue sorprendida en adulterio (Juan 8: 3–11), a la mujer pecadora con el frasco de alabastro (Lucas 7: 36–50), y a su discípulo Mateo, que una vez fue recaudador de impuestos (Mateo 9: 9). Todo ser humano es un pecador que necesita salvación (Romanos 3:23), y Jesús hizo un camino de salvación para todos los que ponen su fe en Él (Juan 3: 16–18; 14: 6; Romanos 6:23; Gálatas 3: 28).

La maravillosa misión de Cristo enseña a sus seguidores que nadie es demasiado pecador ni se encuentra demasiado alejado como para ser salvo. Un ejemplo de esto ocurre en Marcos 5: 1–20 cuando Jesús restauró a un hombre que estaba poseído por un demonio. El hombre vivía en una cueva, literalmente apartado de la sociedad. Jesús vino a salvar y perdonar a todos los pecadores, sin importar las circunstancias de su vida o sus experiencias pasadas. Jesús viajó y sanó a todo tipo de personas que creían en su misión, incluso a los gentiles y los funcionarios romanos. Jesús también habló con la élite religiosa del día que estaba dispuesta a escuchar (Juan 3). Jesús realizó milagros y explicó parábolas acerca de salvar a los perdidos para que todos pudieran entender su propósito.

Jesús no esperó pasivamente a que los perdidos vinieran a Él, sino que los siguió. Explicó su misión activa en una parábola que se encuentra en Lucas 15: 1–7. En esta parábola, Jesús teje una historia sobre un hombre que pierde sus ovejas y deja el resto de su manada para encontrar a la oveja perdida. Jesús concluye esta parábola diciendo: "Habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse." (Lucas 15: 7). Él cuenta una parábola similar sobre una moneda perdida en Lucas 15: 8-10, una vez más, concluyendo con la alegría en el cielo por un pecador arrepentido. Jesús también cuenta una historia sobre un hijo pródigo, que regresa a la casa de su padre después de tomar muchas decisiones perjudiciales que lo separan de su hogar. El padre recibe a su hijo con alegría en su casa cuando regresa, así como Dios recibe a sus hijos que regresan a Él con un corazón arrepentido (Lucas 15: 21–22).

Jesús es fiel a su misión incluso hoy, y llama a todos los pecadores a arrepentirse y unirse a la casa de su padre. Él continúa buscando y salvando a los perdidos (Mateo 11:29; 18: 3–4; Apocalipsis 3:20).



Verdad relacionados:

¿Quién es Jesucristo?

¿Es el 'Siervo sufriente' de Isaías 53 una profecía acerca de Jesús?

¿Cómo es Jesús el Cordero de Dios?

¿Por qué es tan importante que Jesús resucitó de entre los muertos?

¿Es Jesús el Mesías?


Volver a:
La verdad sobre Jesús
Copyright 2011-2020 Got Questions Ministries - All Rights Reserved. mision de Jesus
¿Cuál es la verdad sobre la salvación?