¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

El Miércoles de Ceniza se lleva a cabo 46 días antes del Domingo de Pascua y es el inicio oficial de la Cuaresma. Es mayormente observado por católicos, aunque algunos protestantes también observan este día. El Miércoles de Ceniza está destinado a ser un día de arrepentimiento y ayuno. Por lo general, un servicio religioso el Miércoles de Ceniza presenta un ritual en el que un sacerdote, u ocasionalmente un ministro laico, coloca cenizas en la frente de los observadores. La ceniza se suele aplicar en forma de cruz. Tradicionalmente, la ceniza no es lavada por los observadores, sino que permanece en la frente hasta que desaparece. Algunas iglesias usan ramas de palma quemadas del servicio del Domingo de Ramos del año anterior para suministrar las cenizas.

El miércoles de ceniza no se menciona en la Biblia. Sin embargo, la práctica de reconocer la gravedad de nuestro pecado y el arrepentirnos es bíblico. El concepto de usar ceniza como señal de arrepentimiento y luto se ve en todo el Antiguo Testamento (2 Samuel 13: 9; Ester 4: 1; Job 2: 8; Daniel 9: 3; Jeremías 6:26). Dicho esto, los creyentes no deben arrepentirse del pecado solo en días específicos, sino todos los días (1 Juan 1: 9; Juan 15:10).

Si un cristiano decide observar el Miércoles de Ceniza, debe hacerlo con el motivo adecuado. El ayuno y la demostración externa de arrepentimiento no deben hacerse como formas de obtener el favor de Dios; Jesús ha redimido totalmente a los creyentes, y nuestras acciones no pueden cambiar el amor de Dios por nosotros (Romanos 8: 38-39). La observancia del Miércoles de Ceniza podría ser espiritualmente enriquecedora, pero no cambiará el estado de uno ante Dios (Romanos 8: 15-17; Efesios 2: 8-10). El ayuno o el arrepentimiento tampoco deben realizarse como medio para glorificarse a uno mismo. Mateo 6: 16-18 dice: "Cuando ayunen, no pongan cara triste como hacen los hipócritas, que demudan sus rostros para mostrar que están ayunando. Les aseguro que estos ya han obtenido toda su recompensa. Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino solo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará".

En resumen, el Miércoles de Ceniza es un día de ayuno y arrepentimiento que inicia el ayuno de Cuaresma. Los creyentes son libres de observar el día o no. Si eligen observar el día, deben hacerlo con un corazón que busque glorificar a Dios (Colosenses 3:17).



Verdad relacionados:

¿Qué es la Cuaresma?

¿Qué es la Semana de la Pasión?

¿Qué es el Domingo de Ramos?

¿Qué es el Viernes Santo?

¿Qué es el Domingo de Resurrección?


Volver a:
La verdad sobre los días festivos






Buscar:



Navegación

Acerca

Fe